Dougnac Rodríguez, Antonio

ESQUEMA DEL DERECHO
DE FAMILIA INDIANO

Santiago de Chile,
Instituto de Historia del Derecho  Juan de Solórzano y Pereyra, 2003

570 p

 

        Cuando al calor de prestigiosísimos historiadores jurídicos de España y de Latinoamérica, se despertó sobre mediados del siglo XX un renovado interés por los estudios y las investigaciones en el campo del Derecho Indiano (es decir, en grandes rasgos, del que creció con motivo de la incorporación de las "nuevas" tierras y gentes al mundo hispano), todo hace pensar que el principal objetivo era, como suele serlo en materias históricas, el mero -y fundamental- conocimiento de ese riquísimo filón (entonces no demasiado explorado aún) del pasado jurídico.
        Hoy, esa finalidad sigue plenamente vigente, y la cantidad de congresos, jornadas, reuniones científicas y cursos que alrededor de aquellos tópicos se celebran así lo demuestra, del mismo modo que la presencia de jóvenes generaciones en tales actividades testimonia la actualidad del asunto. Pero ahora hay algo más, algo, si se quiere, más utilitario, más pragmático, menos académico, que impone la mirada seria y profunda sobre las respuestas jurídicas de la antigua Hispanoamérica.
        En efecto, hoy hemos comprendido, a palos, es cierto, pero a veces ese es un método válido, que el futuro de la América Latina sólo puede ser, si es que deseamos seguir existiendo como sitio cultural con una civilización propia, el de la integración. Una integración respetuosa, igualitaria, tranquila y simpática, sin verborragias vacías, nacionalismos pedestres y reivindicaciones anacrónicas.
        Y esa integración, como tarde o temprano habrá de ser jurídica, y más vale que lo sea pronto, va a requerir, casi espontáneamente, de los trabajos de los indianistas, que son los buceadores de aquel Derecho que, una vez, no hace tanto, los países latinoamericanos tuvieron en común.
        De allí el interés renovado por estas pesquisas, que ahora ya trasciende de los círculos de especialistas, y, cual un volcán en erupción, se derrama crecientemente sobre sectores cada vez más amplios de la comunidad americana. El Derecho Indiano ya no es sólo una disciplina del ayer: es una ciencia de y para el mañana.
        El Dr. Dougnac Rodríguez, catedrático de Historia del Derecho en la Universidad de Chile, miembro de número de la Academia Chilena de la Historia, y fundador de la Sociedad Chilena de Historia del Derecho y Derecho Romano, cuya vicepresidencia ejerce, es además autor de obras de gran relevancia, como el conocido Manual de Historia del Derecho Indiano, publicado en México, entre muchas otras.
        En este sesudo tratado, que dedica a la memoria del profesor argentino Roberto Peña, aborda Dougnac las instituciones matrimoniales indianas en base a un esquema metodológico dogmático-sincrónico, riquísimo en fuentes de muy variado tipo, donde a las evidencias normativas se suman los documentos de aplicación, con mucha labor de archivo, doctrina y otros materiales.
        "El profesor Dougnac Rodríguez, con un libro como éste, enaltece una vez más a la ciencia jurídica chilena y eleva su prestigio", concluye terminantemente don Alejandro Guzmán Brito, el ínclito romanista e historiador del Derecho chileno, al prologar la obra. No sólo la de Chile, me permito humildemente agregar a tan ilustre pluma, sino la de la Latinoamérica toda. R.D.R.-B. 

 

Dellaferrera, Nelson C. -
Martini, Mónica P.

TEMÁTICA DE LAS CONSTITUCIONES SINODALES INDIANAS (s. XVI - XVIII)
Arquidiócesis de La Plata

Bs.As.,
Instituto de Investigaciones de Historia del Derecho, 2002
208 p

        "Con esta publicación damos inicio a un ambicioso proyecto", explican en su Introducción los autores de esta importantísima obra: "proponer la temática de las sinodales hispanoamericanas, veta todavía poco explotada, como instrumento de trabajo y de reflexión para teólogos, juristas y canonistas, historiadores, sociólogos, antropólogos, estudiosos de las ideas morales y culturales, etc."
         Y con satisfacción concluyen: "En este sentido, creemos que nuestro aporte facilitará la tarea de los investigadores que se empeñen en conocer la multifacética riqueza que atesoran". Riqueza que, como la de tantas otras fuentes de archivo, no puede verdaderamente ser explotada en toda su potencia heurística si no se poseen obras del tipo de ésta.
          Son a menudo humildes estas ciclópeas contribuciones, porque al carecer de un contenido "de fondo", y no constituir trabajos históricos en sentido estricto, suelen estar llamadas a ocupar un sitial que, a primera vista, parecería menos encumbrado. Sin embargo, se trata de verdaderas gestas investigadoras, que demandan de sus autores infinidad de horas, sacrificios y tareas. Tiempos y esfuerzos que, generosamente regalados a los demás pesquisantes, serán desde entonces ahorrados por éstos. La contribución de este tipo de eruditos catálogos, pues, para la ciencia histórica (y las otras que, con acierto, reseña el párrafo arriba citado), es sencillamente enorme.
         Es la fábrica de este libro la sociedad poco común entre un brillante sacerdote católico de Córdoba, el padre Nelson Dellaferrera, historiador del Derecho y canonista, y la muy destacada historiadora porteña Mónica Martini, también especializada en los temas eclesiásticos. Ambos comparten la solvencia científica y el deseo de conocer. De tal alianza, sólo podían surgir buenos frutos.    
        Con razón destaca, al presentar la obra, la insigne historiadora Daisy Rípodas Ardanaz, "la vocación de servicio de los autores, que han puesto liberalmente todas sus capacidades en acto a lo largo de muchas jornadas de trabajo, para elaborar el presente índice temático en provecho de los investigadores".
         Y concluye: "Si, como es de esperar, siguen adelante con su ambicioso proyecto -que abraza todos los sínodos coloniales conocidos- y logran realizarlo por entero, habrán dotado a los estudiosos de una herramienta heurística eficaz para abordar una multitud de aspectos de la historia de la América española de los siglos XVI a XVIII". R.D.R.-B.