Conferencia del Profesor Dr. Tulio Ortiz en la Universidad de Buenos Aires

HISTORIA DE LA FACULTAD DE DERECHO
Y SUS IMPLICANCIAS POLÍTICAS

por Federico Piedras

 

 

“Ningún tiempo es enteramente presente”

Crisipo

 

            Hay ciertos temas que “se dan por sabidos, pero que conviene explicitar”:
* Primero: los estudios jurídicos son anteriores a la Facultad de Derecho de Buenos Aires. Comienzan en 1814, a cargo de la Academia Teórico Práctico de Jurisprudencia.

* Segundo: la Universidad de Buenos Aires precede a la Facultad de Derecho. En la misma Universidad existía un Departamento de Jurisprudencia que junto con la Academia de Jurisprudencia constituían la carrera de Derecho.

* Tercero: la Facultad de Derecho nace como institución académica de Buenos Aires en virtud de una reforma constitucional.

* Cuarto: la historia de la Facultad no puede verse sin tener en cuenta el contexto nacional e internacional en el que se desarrolla.

            Ahora, uno está preparado para entrometerse en la exposición que diera el Dr. Tulio Ortiz el pasado 23 de septiembre en el Salón Rojo de la Facultad de Derecho.

            “Historia de la Facultad de Derecho y sus implicancias políticas” fue como el profesor decidió nombrar a la exposición, ya que “lo uno debe ser estudiado con lo otro” para comprender el real significado de la institución.

            Luego de “explicitar los presupuestos”, el Dr. Ortiz pasó a comentar lo que sería el objeto de la reunión, y para ello decidió “transportarnos” por lo que denominó “Tablas de Características de la Facultad de Derecho”. Proust alguna vez dijo que “un minuto liberado del orden del tiempo ha creado en nosotros (…) al individuo liberado del orden del tiempo”, momento que reconoce como “el único estado en el cual uno podría vivir y gozar de la esencia de las cosas, es decir, completamente fuera del tiempo”. Sin duda, me hubiera gustado que aquel minuto se hubiera dado en aquella oportunidad, que el tiempo hubiera dejado de existir aunque fuera por un instante para poder vivir en forma completa la narración, que en nuestras mentes se convertía en proyección, de las diferentes épocas y situaciones que tuvieron lugar en aquellas épocas y de las cuales Tulio Ortiz parecía un perfecto testigo, transformándonos en viajeros del tiempo.

            Tanto anhelo por la suspensión del tiempo debido a que de las diez características fundamentales, sólo pudieron explicarse seis, que a la vez también tuvieron que verse reducidas en su extensión.

 

Primera: Compromiso ideológico de los hombres de la Facultad de Derecho y antecesores (aquellos que pertenecían a la Academia de Jurisprudencia y Departamento de Jurisprudencia) y de los hombres de Derecho. En esta oportunidad, se destacaron a hombres como Pedro Somellera, quien fuera el primer profesor de Derecho; Antonio Sáenz, político y fundador de la UBA, y, por último, José Antonio de Castro, que luego de ser asesor del Virrey Cisneros, funda la Academia de Jurisprudencia, en el año 1814. Esta característica concluyó con la mención de la primera contradicción-convivencia: la Universidad de Buenos Aires fue fundada por un revolucionario, mientras que la Academia por un reaccionario.

 

Segunda: Movimiento estudiantil. En esta ocasión, se citó a Ricardo Levene, para quien el primer movimiento estudiantil tuvo lugar en el año 1826. Se lo señaló como un movimiento de acción y opinión, que, además de boicotear una de las dos únicas cátedras de la Academia, para asistir a la otra, propuso que se incorpore las materias de Derecho Público y de Historia del Derecho.

            El segundo movimiento data de 1871. El detonante del mismo fue el suicidio de un alumno sanjuanino de apellido Sánchez por haber sido reprobado por la cátedra de Derecho Romano.

            Se crea el “Movimiento 13 de Diciembre”, encabezado por Estanislao Zeballos, que en el año 1875, logra la reforma de la Constitución de la Provincia de Buenos Aires: aparecen las facultades como organismos académicos. En razón de esto, en marzo de 1874, en cumplimiento de las reformas introducidas a la Constitución, se crea la Facultad de Derecho.

            En 1903, una nueva rebelión estudiantil solicita reformas al estatuto de la UBA, para reemplazar las Academias (estaban integradas por quince miembros elegidos por el Poder Ejecutivo, y los cargos eran vitalicios), y así consiguen que los profesores integren el Consejo Académico.

            A raíz de este movimiento, en 1904 surge el centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho.

 

Tercera: ¿Era el movimiento de la Facultad de Derecho hacia adentro solamente o tuvo influencias en el Gobierno Nacional? La respuesta fue afirmativa, y se mencionaron cinco grandes participaciones:

a)      En el año 1875, el Club de Universitarios promueve la lucha entre autonomistas y liberales. El enfrentamiento tendría como consecuencias el incendio del Colegio del Salvador y Adolfo Saldías iba a ser uno de los principales imputados.

b)      En 1880, con el liderazgo del mismo Saldías, los estudiantes crean la resistencia contra la usurpación nacional para federalizar Buenos Aires.

c)      En 1889, en el Centro Jurídico de Ciencias Sociales, se funda la Unión Cívica de la Juventud, que funcionaría en la Facultad de Derecho.

d)      En 1930, el Centro de Estudiantes daría activo apoyo a Uriburu en el derrocamiento de Irigoyen.

e)      En 1945, una de las principales columnas saldría de la Facultad de Derecho.

            Tulio Ortiz concluye la tercera característica diciendo que la lucha estudiantil brindó varias propuestas para mejorar la Nación.

 

Cuarta: Intervenciones (la tristeza de un país que derrocha tristeza, que muchas veces prefiere no recordar). El profesor Tulio Ortiz mencionó siete grandes intervenciones, de las que algunas fueron consecuencia de la intervención de la UBA y otras conducidas por la misma UBA. Así fue que se recordaron las que tuvieron lugar en los años 1923, 1930, 1943 a 1946 (durante este período se sucedieron tres: en el ’44, ’45 y ’46), 1966 y, finalmente, la de 1976.

 

Quinta: Gobierno tripartito. Su consolidación se logra a partir de la reforma universitaria, y, en especial, a partir de 1956.

Los profesores consiguen participar recién en 1906. Mientras que respecto de los estudiantes, Tulio Ortiz se encarga de de dejar en claro que siempre participaron, ya sea desde fuera o dentro, y que, institucionalmente, comienzan a hacerlo desde 1918, donde se incorpora el Claustro Estudiantil, en un primer momento representado por graduados para después consolidarse en el que rige en la actualidad. En cuanto a los graduados, basta mencionar que la mayoría de los profesores eran graduados de la Facultad, sin embargo, el Claustro que los representaría a nivel institucional aparece en 1956.

            De esta forma, se concluye que los claustros son inherentes a la Facultad de Derecho.

 

Sexta: Gratuidad. Fue consagrada con la UBA, la que al nacer, depende del Tesoro Nacional. Sólo en el año 1838, por decreto de Rosas por motivo del bloqueo francés, se decide eliminar a la Universidad del presupuesto y que los estudiantes sean quienes paguen a los profesores. Tal acto sería luego retractado por Vicente López y Planes que culmina el decreto correspondiente con la siguiente frase: “como debe ser y como fue siempre”.

 

            Terminó la conferencia. Sin embargo, permaneció, y permanece, el sentimiento de que tras cada pared, detrás de cada piedra que unidas a tantas otras forman el sostén del cuerpo de la Facultad, vive una historia, que junto a otras, dan lugar a la historia de la Facultad de Derecho, y que los retratos que envuelven el Salón Rojo, además de habernos contado algo sobre ellos, también nos indican las implicancias políticas de nuestra Facultad.