CARTA ABIERTA AL SEÑOR PRESIDENTE, NÉSTOR KIRCHNER, A LOS LEGISLADORES,
A LOS PERIODISTAS, AL PUEBLO ARGENTINO, Y A TODOS MIS COMPAÑEROS DE DOLOR


Señores y Señoras:

Ante todo quiero decir, que como ser humano, como ciudadana, como periodista , pero sobre todo como madre de una víctima de la delincuencia, de la Maldita Policía y de la Maldita Justicia, repudio en forma total, el brutal asesinato de Axel, y acompaño a sus padres en su dolor, que también es el mío, pero no puedo dejar de opinar sobre el tratamiento de la convocatoria y de la marcha del día jueves, 1 de Abril.


Llegué al Congreso a las 18 hs. , allí me encontré con varios familiares de COFAVI (Comisión de Familiares de Víctimas Indefensas de la Violencia Social)Policial. Judicial e Institucional, de la cuál soy cofundadora y presidente, juntos nos fuimos acercando hasta la Plaza de los dos Congresos, había mucha gente, traté de buscar alguna tarima o palco, donde pensé estaría la familia de Axel, para acercarles nuestra solidaridad, estaba emocionada por la convocatoria , de pronto me dí cuenta que detrás de la valla que cerca al Palacio, había parlantes y un micrófono, pensé que algún funcionario hablaría antes del acto, pero ; me sorprendió la presencia del Coro Kenedy, y más grande fue mi sorpresa, al ver que la puerta grande del Congreso, se abría para dar paso al señor Blumberg, y a su familia, acompañados de personal de seguridad, la emoción le dió paso a la bronca, compartida por todos los familiares conocidos y desconocidos, que estábamos allí, frente al micrófono instalado en las escalinatas del Congreso con los carteles de nuestros hijos, pero de el lado de afuera, o sea detrás de la valla que ponen para que no podamos acceder a las mismas, esta manifestación provocó en mi sensaciones encontradas, por un lado, pensé que el pueblo argentino, había salido de su letargo, y me emocionó la cantidad de gente que participó, pero por otro , sentí mucha bronca, cuando ví que todo estaba preparado por el gobierno , llegamos hasta allí, pensando que Blumberg estaría en la Plaza de los dos Congresos, en algún palco instalado por ellos , jamás me hubiera imaginado que entraría en un auto oficial, al patio o cochera del Congreso, con guardias de Seguridad, que lo traían desde su casa, como tampoco puedo entender, que se abriera la puerta principal del Palacio, que se usa solamente cuando vienen presidentes de otros países, reyes , o Altos Comisionados de algún Organismo Internacional, me sentí muy mal cuando ví que todos los familiares de las víctimas que estábamos del otro lado de la cerca, no podíamos estar junto a él, y hubo muchas críticas alrededor mio , porque no nos hicieron pasar.


Cómo es posible, que nosotros, que estamos trabajando, en forma voluntaria, y sin cobrar un solo peso, desde hace 12 años, en la Cámara de Diputados de la Nación, gracias a que cinco o seis Legisladores, nos van dando un espacio para que hagamos lo que hacemos, jamás hayamos sido recibidos en las Comisiones de Derechos Humanos, Legislación Penal o Asuntos Constitucionales, como tampoco, vinieron a nuestras casas Ministros, Gobernadores y nunca nos recibió ningún presidente, ni siquiera Kirchner, al cuál pedimos una audiencia el año pasado ? Sin embargo Blumberg, recorrió en una semana, todos estos espacios.


Es que mi hijo, y todos los otros que mataron en todo el país, durante estos 20 años de seudo-democracia, no eran importantes, o no bastaron para darse cuenta que todo estaba mal.


Ver como se puso a disposición de este señor, todo el aparato gubernamental, desde el sonido, hasta el locutor oficial del congreso, se contrató al Coro Kenedy ( que cobra para actuar), coro que tampoco nunca contestó el pedido que le hemos hecho varias veces para que cantara para los nuestros, y ocupó las gradas donde deberíamos estar todos nosotros, como puede ser que un asesinato de hace unos quince días, haya motivado la participación de todos los estamentos del estado, como si el hijo de un ciudadano, fuera mejor que otro, la verdad es que me sentí muy pisoteada, ya que es como si todos hubieran estado dormidos durante todo este tiempo, y el único muerto fuera Axel, que por supuesto es una víctima más, pero donde estaban todos, cuando mataron a nuestros hijos, y donde cuando yo les decía lo que estaba pasando en el país, y les daba el remedio para mejorar todo el sistema corrupto y mafioso, que invade la nación, yo pienso que las leyes están, son los hombres y mujeres del poder judicial, o policial, los que no saben o no quieren interpretarlas, son los funcionarios los que no funcionan y no las leyes, nada se arreglará con más policías en las calles, en tanto y en cuanto no se les dé la instrucción necesaria, y se los pene con lo máximo del Código, cuando matan o delinquen.


Todo está escrito en los informes que he preparado hace tiempo, en nuestra página web, y en el libro de Cofavi que pronto será editado, gracias a una donación. No puedo entender, que se le brinde toda la ayuda a uno, y se obvie a tantos otros, como tampoco entiendo, que esa escalinata, que siempre ha sido vedada a todos , y esa puerta tan importante, se abra para un solo caso. Creo que todo es una jugada política, entre Nación y Provincia, entre Beliz, Kirchner y Solá, que ya se han peleado en otras ocasiones, por el tema de seguridad, nunca un Ministro de la Nación, traspuso las barreras de la General Paz, o el riachuelo, para intervenir en un caso provincial. Sin embargo Beliz, ya lo hizo en el caso de Marela, de Avellaneda, lo que provocó el enojo de Solá y ahora lo hizo nuevamente con el caso Blumberg.


No olvidemos que a Axel lo mataron, en plena pelea interna justicialista, y como siempre, nosotros los ciudadanos quedamos en el medio y somos usados como rehenes por los políticos de turno, algo raro está pasando y generalmente no me equivoco. Muchas veces, los Ministros de Justicia y del Interior, a lo largo de estos años, nos han dicho, que ellos no podían intervenir, cuando los casos pertenecían a la provincia de Buenos Aires o a otra del país, y tantas otras me he peleado con ellos, diciéndoles que la vida y la muerte, no deben tener fronteras dentro del país, ya que los asesinados son argentinos, y por lo tanto deberían intervenir cuando se los pedimos, ¿antes no podían y ahora sí ?


¿Es posible que una vida valga más que otra ?, ¿ Es posible que tantos miles de casos , de hijos asesinados en democracia, hayan quedado en el olvido, y con ellos todo lo que las madres, padres y familiares hicimos para modificar esto?.
Tratar de que se olviden los miles de crímenes impunes, no mostrar a las víctimas de todos estos delitos, y pensar que modificando algunas cosas, esto cambiará, es un error muy grande, aquí , fallan los humanos.


¿ Quién investigará ? y ¿ Quién sancionará ? si todos están sospechados. Desde el caso Budge, pasando por el de los chicos de Rio Colorado, María Soledad, Jimena Hernández, Nair Mustafá, Walter Bulacio, Sergio Schiavini, La masacre de Wilde, Teresa Rodriguez, Víctor Choque, los triples crímenes de Cippoletti, Santiago de Estero, las desapariciones de Garrido, Baigorria y Guardati en Mendoza, Andrés Nuñez, Miguel Bru, en La Plata, María Rosa Pacheco en San Juan, y miles de cientos de otros casos que me llevaría horas insertar, hasta el asesinato de Axel, la sangre inocente ha ido regando nuestra tierra , y ahora nos quieren hacer creer que hay soluciones mágicas para que esto no vuelva a ocurrir, Señores, los espejitos de colores, no me deslumbran. Hagan cumplir la ley, no nos mientan más y pónganse a trabajar para que los jueces hagan lo que tienen que hacer o de lo contrario que se vayan. Si todos los asesinos de los nuestros, civiles y uniformados, estuvieran entre rejas, de por vida, quizás Axel y tantos otros, estarían con vida.


En casi 13 años, de lucha sin cuartel, jamás recibimos la visita o el apoyo de nadie vinculado a ningún gobierno, y todavía estoy esperando que el estado le conteste a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, adonde llegamos con el caso de Sergio Schiavini, mi hijo y tantos otros más, Ojalá mis malos pensamientos, no sean ciertos, pero hasta que no pueda hablar con el señor Blumberg, y saber que está pasando , tomaré esto con cautela, hasta los periodistas han sido condicionados, y todos mostraban la misma imagen, salvo algunos canales que se atrevieron a mostrar los carteles y que vale la pena mencionar.


Para mí, esta fue la Plaza de la vergüenza nacional, el dolor y la muerte, que casi nadie quiso mostrar, y dije que la bandera argentina, debía estar a media hasta y el Palacio tendría que tener crespones negros, ya que argentina está de luto continuo. El genocidio lento, al que nuestros hijos son sometidos, me hace sentir que vivimos en un campo de concentración, donde el alambrado es la frontera del país. Había tantas madres y padres, con las fotos de sus hijos e hijas, que ni yo, que estoy en el tema, conocía, y sin embargo, ese día se animaron a salir. Pero muchos se preguntaron , ¿ Para qué ?.


Es cierto que la gente concurrió y mucha, nunca pudimos juntar tantas personas, pero Axel, no es el único, no es el primero y tampoco será el último, y creo que nada cambiará y que quizás las cosas se pongan peor. Cuando dicen que el señor Blumberg es el papá de todos, yo digo que del mio no: Mi hijo tiene una madre que nunca lo abandonó en todos estos años, y que luchó sin dinero y sin partidismos de ninguna clase, y seguiré así, porque tengo mis convicciones bien claras, y nadie hará que las cambie, yo desmenuzo la noticia y la interpreto de otra manera, y como soy periodista, interpreto también todo ,lo que otros no ven. Si me hubieran ofrecido ese lugar a mí ( Cosa que dudo ) , yo hubiera llamado a todos los familiares para que me acompañen,
el espectáculo , habría sido estremecedor, todas las pancartas en un solo lugar, todos juntos, sin ninguna distinción, ni discriminación, como hubo el jueves en ese lugar.


A veces me parece que soy la única que ve cosas que otros no ven. Espero que todos reflexionemos juntos, y que se haga lo mejor para el futuro de todos nuestros hijos.


Hoy , que estoy más tranquila, puedo decir, que estoy orgullosa de haber estado del otro lado de la valla, del lado de los que sufrimos y no somos escuchados, del lado de la mayoría silenciosa que trabaja con respeto y dignidad.


María Teresa Schnack
Madre de Sergio Andrés Schiavini--Poeta Asesinado el 29 de Mayo de 1991, en la confitería Dalí ,
Lomas de Zamora, cuando quedó en medio de un tiroteo entre 4 delincuentes y 40 policías,
los que debieron protegerlo, lo mataron.
Presidente COFAVI.