Sánchez de Loria Parodi, Horacio M.

 
 El fundamentalismo en la política

 

 Bs. As., Quorum, 2004, 298 p

 

Si hay un término que se usa mucho, en los últimos tiempos, cuando se habla de política internacional, de relaciones entre Estados, y de todas aquellas cuestiones que involucran, como decía Hugo Grocio, el viejo derecho de la guerra y de la paz, es "fundamentalismo". Claro, cuando un vocablo se emplea tanto, comienza normalmente a desleírse, a perder integridad semántica. Es un proceso que se ve y se ha visto tantas veces... Un padre que pega un cachetazo a su hijo, es "fascista", proponer a una mujer para la Corte Suprema es un acto de "feminismo", votar al abanderado entre los compañeritos de la escuela primaria es una conducta "democrática", y así (y no solamente en círculos vulgares, por cierto).

De modo que no puede ser sino bien recibida una obra que, como la que comento, venga a poner, con un sesudo estudio científico de por medio, las cosas claras, delineando el sentido genuino de una categoría tan importante como ésta, apartando el trigo de la paja, alumbrando zonas grises, y distinguiendo supuestos que, aunque presentan puntos en común con el fundamentalismo, y podrían confundirse con él en una primera mirada, pronto se descubren diferentes, cuando se los enfoca con más detenimiento.

¿Hay, acaso, una dosis de fundamentalismo en la postura de quienes, como el actual presidente norteamericano, aducen estar enfrentando en una guerra total y global al fundamentalismo? ¿Existen fundamentalismos también dentro del catolicismo y, en su caso, son realmente católicos –desde la óptica del Magisterio de la Iglesia– quienes los sustentan? ¿Cómo ha incidido el fundamentalismo en la política del Estado de Israel? ¿Puede considerarse un síntoma de fundamentalismo a la confesionalidad de un país, declarada en su Constitución? Éstas son algunas de las muchísimas preguntas que se esclarecen bastante leyendo esta atractiva obra.

Se podría llegar a objetar que el autor, abogado, Licenciado en Psicología, Doctor en Derecho y Doctor en Filosofía, de abierta filiación católica, no emplea el mismo rasero para medir los fundamentalismos protestantes, y los que se dan en el seno de su propia religión. Pero no es del todo así, porque Sánchez de Loria Parodi hace notar (y en esto no puede sino coincidirse con él) que, mientras en varios cristianismos reformados el fundamentalismo es funcional al credo en sí (es, podríamos decir, "ortodoxo", implícito en la cosmovisión religiosa), en el catolicismo resulta una desviación teratológica. Es decir, que se puede ser un protestante fundamentalista (o no serlo), pero no se puede ser un verdadero católico y ser fundamentalista, porque ello entraña una contradicción insalvable (por mi parte, agregaría que lo mismo sucede, en su medida, con el judaísmo y el islamismo, pero eso ya corre de mi cosecha propia). R.D.R.-B.

 

 

Emanuele Calò

Il ritorno della volontà
Bioetica, nuovi diritti
e autonomia privata

Milán, Giuffrè, 1999, 186 p

 

"Este libro, cuya riqueza temática proviene de extensísimas lecturas de derecho positivo comparado, de historia universal del pensamiento jurídico, así como de la familiaridad con las ramas del derecho que más inmediatamente influyen en el área interdisciplinaria de los derechos humanos, domina con total conocimiento de causa sus interrelaciones complejas, arribando no a prejuicios dogmáticos o fiduciarios, sino a una serie de preocupaciones profundas en orden a los nuevos declives hacia la vida y la muerte del hombre, hacia la auto y la hetero determinación de los humanos".

Con tan elogiosa como justa sentencia inicia Paolo Ungari su prefacio de esta obra imperdible, que comentamos a pesar de no ser, en sentido estricto, nueva. Porque, al haberse publicado en Italia, como la mayoría de nuestros amigos lectores son latinoamericanos, es posible que algunos aún no la conozcan. Y el "factor latinoamericano", digámoslo de paso, no es aquí algo superfluo, porque Calò, aunque despliegue su fecunda tarea científica en la noble Italia, y escriba magníficamente en el idioma del Dante, es de nacionalidad uruguaya.

Desarrollando su discurso con un criterio eminentemente histórico, Emanuele Calò parte de los derechos básicos, para luego adentrarse en el terreno de la capacidad (una vez más se prueba que, como lo he sostenido mil veces, contra viento y marea, en esta área no hay verdadera diferencia entre lo "público" y lo "privado": las prerrogativas son las mismas, y sus medios de protección también). Ningún tema desdeña este vigoroso autor, no teme a los vericuetos ríspidos. El racismo, la xenofobia, la determinación de la muerte, las ópticas religiosas, la situación de los menores... Todas esas cuestiones desfilan por su pluma certera, una por una, para aportar lo suyo a la gran cuestión que lo motiva: la del "renovado rol de la voluntad", como él mismo lo anuncia.

Las propuestas de este libro son de una riqueza aurífera. El reemplazo de los "esquemas siempre iguales" en materia de interdicción e inhabilitación de personas, por alternativas más abiertas -un "poder discrecional (pero no arbitrario)", dice Calò-. La aceptación de las declaraciones formuladas durante la capacidad, pero en previsión de una futura pérdida de ésta (esas manifestaciones por las que tanto hemos bregado y seguimos bregando en la Argentina, lado a lado con juristas profundos como los escribanos Nelly Taiana de Brandi y Luis Rogelio Llorens). La revalorización de la capacidad de los menores...

En suma, se trata de un trabajo brillante, que todo aquel que se interese por estas cuestiones, no puede dejar de conocer. R.D.R.-B.