Señor director:
 
La nota editorial del N° 32 de "PERSONA", no por su extensión -que es poca- deja por cierto de ser exhaustiva en el análisis de la cuestión y me animo a afirmar que es de las mejores hasta ahora publicadas.
 
¿Será que el tema ayuda?: "la Civilización de la Vida", porque sin ella nada tiene sentido; todo es por ella.
 
Y sobre los "derechos existenciales" es todavía largo el camino que nos toca por recorrer en esas idas y venidas de la historia: con hitos como los de Vélez Sársfield o Teixeira de Freitas, retrogradando hacia fallos como el de nuestros actuales jueces y volviendo a retomar la ola con estudiosos como los que animan estas páginas de PERSONA.
 
Por suerte la Vida es siempre luz, con sus claroscuros de esta que conocemos o con la diáfana de Violeta  y su mamá.
 
Atentamente.
 
MARÍA VIRGINIA RODRÍGUEZ MÁRCICO