PÉREZ RÍOS, José Luis

LA INHABILITACIÓN CIVIL

Régimen sustancial y procesal

Bs. As., La Ley, 2004

543 p

 


        Es una gran contribución al enriquecimiento de la doctrina jurídica que un destacado Profesor de Derecho Civil (Parte General), como lo es el Dr. José Luis Pérez Ríos, realice una obra de estas características, sobre una problemática tan vigente y repleta de aristas y flancos abiertos al debate: la institución de la inhabilitación civil, introducida en la normativa argentina por la ley 17.711, en 1968, ante las obvias falencias que ofrecía el esquema bipolar de la capacidad (capaz o interdicto, sin alternativas intermedias) que persistía en el Código Civil

Así lo recuerda con exactitud Pérez Ríos, analizando los antecedentes históricos y los avatares que condujeron a la reforma del sistema de la capacidad, según fuera pergeñado por el gran Dalmacio Vélez Sársfield, en época tan temprana como la década de 1860. El autor se inmerge, así, detalladamente y sin desperdicio, en los factores jurídicos nacionales y extranjeros que dieron origen al artículo 152 bis del Código Civil, uno de los más exitosos de cuantos trajo la ley 17.711, encargado de verter la inhabilitación civil.

El libro desarrolla un atinado enfoque de la problemática de la capacidad del inhabilitado, a menudo objeto de severos errores y vacuas disputas, no sólo en el campo doctrinario, sino incluso en los estrados judiciales. Con acierto, afirma Pérez Ríos que entre esa capacidad, y el rol del curador que se designa, existe una relación de causa a efecto. Es aquí en donde se delimitan las fronteras que deben existir para que el sujeto pueda ser libre (con todo lo que ello existencialmente implica). Los actos de asistencia del curador (de disposición entre vivos, y los de administración según la sentencia), el régimen legal, sus funciones, conflictos e incompatibilidades, y la publicidad de la sentencia de inhabilitación, son otros tantos tópicos analizados minuciosamente.

 Encaradas ya las cuestiones generales inherentes a la inhabilitación, se vuelca el autor a analizar individualmente los diferentes presupuestos que la irrogan: embriaguez o drogadicción habitual, disminución de las facultades, y prodigalidad. Su visión se enriquece al adoptar una perspectiva histórica, profunda, precisa e interdisciplinaria, como uno quisiera encontrar siempre cuando se tratan este tipo de asuntos. Y no faltan las propuestas legislativas, formuladas en base al Código Civil vigente, y al Proyecto de 1998. Ellas son valerosas, bien pensadas, y dignas de ser tenidas en consideración.

Finaliza la obra con un capítulo dedicado al procedimiento de inhabilitación, donde se exponen y desarrollan las particularidades que se presentan en los diferentes supuestos: Juez competente, personas legitimadas para promover la acción, partes, contenidos y alcances de la denuncia, pruebas, traslado de las actuaciones, la sentencia y su inscripción, las costas, y la rehabilitación. La problemática institución de la prodigalidad, merece de Pérez Ríos una dedicación especial en este punto.

Exudan estas páginas riquísimas la experiencia práctica de su autor en la materia, que no se queda en las meras disquisiciones teóricas. Tanto que se ha incluido un apéndice con modelos escritos judiciales, que convierten a la obra en una herramienta de trabajo excelente para el abogado que se dedique a estas cuestiones.

El instituto de la Inhabilitación civil, pues, ha ganado con esta obra un tratado que la encara de manera exhaustiva y detallada, con acertada erudición, tanto desde la óptica sustancial como procesal, en sus diversos aspectos. Ricardo Rabinovich-Berkman y Rodolfo Sebastián Zotto

 

FALKNER, Tomás

 

Descripción de la Patagonia
y de las partes contiguas
de la América del Sur
.

B
s. As., Taurus, 2004 222 p
 

La importancia de esta obra del jesuita Tomás Falkner radica tanto en su valor como fuente testimonial como en su descripción geográfica, etnográfica y natural de la Patagonia. Publicada por primera vez en Londres (1774) y posteriormente traducida a otras lenguas, tuvo una repercusión muy grande en España.

Tradicionalmente, muchas descripciones referidas a nuestro pasado indiano han sido realizadas por los miembros de la Compañía de Jesús,  como en el caso de este autor, que en 1730 llegó a Buenos Aires y nueve años después se ordenó como sacerdote jesuita. En idioma castellano, la primera edición fue realizada por Pedro de Ángelis en 1836. La versión actual corresponde a la traducción de Samuel Lafone Quevedo, editada por la Universidad Nacional de La Plata en 1910, de quien son las notas, como así también su personal puntuación. Se trata de una valiosa reedición de una importante fuente histórica.

El estudio preliminar es de Raúl José Mandrini, y el prefacio de William Combe. El libro se divide en seis capítulos. En el capítulo I, se trata Del suelo y productos de la parte más austral de América; el segundo capítulo se concentra en La descripción del país de los indios, y de sus valles, serranías, ríos, etc.; el gran Río de la Plata, con sus afluentes, peces y puertos. El capítulo III, lo titula Sigue la descripción del país de los indios, con sus valles, serranías, ríos, etc., Tierra del Fuego e islas Malvinas. El IV, se abre con la Descripción de los habitantes de la parte más austral de la América que figura en el mapa. Por su parte, el capítulo V destaca la Religión, gobierno, política y costumbres de los Moluches y Puelches.

            El capítulo VI trata De la lengua de los habitantes de esta tierra. Falkner, hablando sobre la Tierra del Fuego señala: “...se compone de un número crecido de islas: las que caen al oeste son pequeñas, bajas y llenas de pantanos y esteros, que en los más de los casos no se prestan a ser habitadas por ser anegadizas; los que caen al este, empero son de mayor extensión y más elevadas, con montañas y selvas, y sus habitantes son indios de la nación Yacana-cunnee (onas)...”

            Afirma que estos aborígenes eran “...mansos y hospitalarios, que los habían ayudado a bajar muchos árboles de gran peso, que habían derribado para ocuparlos en la construcción del barco; y que habían sido auxiliados por ellos en todos sentidos...”

            La presente obra, pues, se revela como una verdadera y brillante exposición de la historia de una de las regiones más apasionantes de nuestro Sur que todavía existe. Sandro Fabricio Olaza Pallero