Señor Director:

Las organizaciones abajo firmantes queremos expresar nuestra solidaridad con el compañero Claudio Abalos, y exigir a las autoridades competentes el pronto esclarecimiento de los hechos que relatamos a continuación.

El día 30 de diciembre de 2004, Claudio Abalos, joven abogado de reconocida trayectoria en la defensa de los derechos humanos en nuestro medio, fue atacado violentamente – según consta en la denuncia realizada por la víctima, así como en las solicitudes de Habeas Corpus que presentara tanto en la Justicia Provincial como en el Fuero Federal –  por una persona de la cual se sospecha podría pertenecer a alguna fuerza irregular de seguridad, y haber tenido alguna vinculación con el aparato represivo que ejecutó durante la última dictadura el genocidio por el cual continuamos intentando se haga justicia.

Ante una denuncia que refiere que este sujeto habría exhibido en reiteradas oportunidades, en la vía pública y en el edificio en el que se halla su domicilio – en el cual también habita Abalos -, armas de grueso calibre y un arma de guerra (FAL), y que habría manifestado pertenecer o haber pertenecido a alguna fuerza de seguridad; que relata además una sucesión de hechos intimidatorios (amenazas telefónicas, probable intervención de la línea telefónica, distribución de volantes anónimos agraviantes, instalación de un dispositivo destinado a hacer estallar el tablero de electricidad de la víctima) que culminaron en una feroz golpiza seguida de una amenaza de muerte (“con vos voy a hacer justicia, te voy a matar”), todos los poderes competentes del Estado deben tomar cartas en el asunto, y la población debe estar advertida.

Queremos que se investigue a Roberto Leonardi; queremos saber si perteneció o pertenece a alguna fuerza de seguridad, y en virtud de qué privilegio puede circular armado y hacer ostentación de su condición. Queremos que se proteja a Claudio Abalos, y que se proteja a toda la ciudadanía. No nos cansaremos de denunciar que la impunidad alimenta la continuidad de la violencia y el abuso, de la inseguridad a la que estamos expuestos cuando la inacción o la complicidad de los poderes constituidos nos obliga a convivir con represores, asesinos y matones. 

Por todas estas razones, exigimos que se instrumenten todos los medios necesarios para esclarecer estos hechos y garantizar la seguridad de nuestro compañero.

La Plata, 13 de enero de 2005

 

- CTA La Plata-Ensenada

Asociación Ex Detenidos-Desaparecidos

- H.I.J.O.S. La Plata

-Edna Ricetti, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora

-Secretaría de Derechos Humanos – CTA Nacional

- Liberpueblo

- Familiares de Desaparecidos – La Plata

-Secretaría de Derechos Humanos CTA Provincia de Buenos Aires

-Departamento de Derechos Humanos ATE Provincia de Buenos Aires

-Comisión de Derechos Humanos de Corrientes

-Liga Argentina por los Derechos del Hombre

-Equipo de Derechos Humanos de la Parroquia Santa Cruz

-Comisión de Derechos Humanos de Trenque Lauquen, Pcia de Buenos Aires

-Mirta Clara (DNI Nº 5.768.527), Familiar de la Masacre de Margarita Belén

-Raquel y Jorge Witis, Foro de los Derechos Humanos de San Isidro

-Gonzalo Moyano, Comisión Uruguaya de Derechos Humanos

-Asociación Argentina de Actores, Delegación La Plata