A la memoria del poeta Sergio Schiavini*

 

Alguna vez, poeta, caminaste

por las calles de mi ciudad soleada,

con un libro bajo el brazo,

con los bolsillos vacíos… Pero llena el alma.

 

Alguna vez tus ojos vieron caer una estrella

salpicando tus sueños de luz,

dibujaste un corazón sobre la arena

y le escribiste al mar, llegando el alba.

 

Alguna vez reíste sin motivos,

lloraste sin porqué… Te enamoraste.

Subiste a lo alto de la cima…

Y bajaste después sin inmutarte.

 

Alguna vez tu vida se hizo ausencia

con el silencio eterno de la muerte…

Una lluvia de acero te cubría,

en el “Café Dalí” siendo inocente.

 

Alguna vez tus versos se quedaron

dispersos sobre el blanco de un mantel…

Un café humeante entre tus labios

y la tinta de tu sangre en el papel.

 

Eternamente tu nombre ha de aferrarse

al corazón de aquellos que te amaron…

Y vivo para siempre en el recuerdo

-de quienes como yo, sin conocerte-

un 29 de mayo te lloramos.

 

                             Norma Beatriz Romero -8/11/04

 

* Sergio Andrés Schiavini, poeta argentino nacido en Temperley, Provincia de Buenos Aires, en 1959. Fue asesinado el 29 de Mayo de 1991 en el Café “DALI” (a la vuelta de su casa) por las dos violencias: la marginal y la policial. No lo respetaron quienes habían entrado a robar, y mucho menos quienes fueron ahí para "protegerlo" (tomado del sitio www.sergioschiavini.org.ar