Bioética, Trasplantes
y Derecho Médico,

en General Pico,
Provincia de La Pampa

 

por Marta Cismondi de Domínguez
y Amelia Kruzliak de Kress

 

 

El pasado 20 de mayo los habitantes de General Pico recibieron la visita del profesor Ricardo David Rabinovich-Berkman, docente e investigador de temas relacionados con la Bioética, y defensor de la vida. En la visita, presentó el libro de su autoría “Ricky, un guerrero de la Vida”.

 

El encuentro se realizó en las instalaciones del colegio Normal Provincia de San Luis, donde más de 400 personas, en su mayoría adolescentes, lo escucharon en una atmósfera de respeto y silencio. La disertación se desarrolló en dos partes: en la primera, coincidiendo con la semana previa al día de la procuración de órganos, el tema central fue la problemática ética y legal relacionada con la donación de órganos. La segunda parte de su charla fue dedicada a la presentación de su libro.


Ricardo Rabinovich-Berkman recibe un obsequio de las autoras de esta nota

Con sencillez y precisión en sus expresiones, difundió un claro mensaje  a los interesados en el tema, especialmente a los jóvenes, que comprendieron la incidencia que las leyes tienen en sus vidas, desterrando  la idea que generalmente  se tiene  respecto a que las leyes son ajenas, cosas de los políticos y legisladores.

 

Constantemente pone de relieve  que la Ética está relacionada con todo el accionar del hombre, especialmente con los temas biomédicos, como puede observarse en estas expresiones vertidas por el conferenciante:

 

“...sustancialmente la ética aparece frente a una realidad indiscutible, la de que muchas veces surgen buenos resultados a partir de malos medios. El gran problema de la ética es si un buen fin justifica un mal medio, si salvar una vida o muchas vidas justificaría cualquier cosa, por eso la ética en materia biológica y en materia científica en general florece a partir de la terminación de la segunda guerra mundial cuando se produce la caída del régimen de Hitler".

"El mundo toma conocimiento de los campos de exterminio nazis, de los experimentos llevados adelante con los prisioneros de guerra, fundamentalmente judíos, gitanos, con prisioneros políticos. Cuando se toma conciencia de que laboratorios medicinales habían pagado al régimen alemán para experimentar sus productos con los prisioneros de los campos de concentración, la humanidad siente un choque, un golpe. Y lo terrible del golpe, que hace reflexionar al ser humano, es que realmente la ciencia avanza muchísimo cuando se libera de la ética”, agregó Rabinovich-Berkman, que tras la conferencia mantuvo una cálida reunión con la prensa local.  

Su actitud reflexiva se extendió a lo largo de toda la exposición, y sobre la donación de órganos advierte “desde el punto de vista jurídico, publicitario, hace falta poner en marcha una tarea de difusión seria y profunda de las problemáticas del transplante, no campañas baladíes o graciosas que apunten a mover corazones cerrados, que no los hay, pero lo que existe es miedo por parte de la gente, hay inquietud e intranquilidad y a eso no se está apuntando”.

Otro esencial aporte fue la aclaración sobre el instante de la muerte y la decisión de donar: “.. no es que la persona no tiene posibilidades de vida, es que la persona se ha muerto. Es fundamental aclarar a la gente que no hay estados intermedios, los seres humanos estamos vivos o muertos, no estamos mitad y mitad. Si una persona está viva, no es que tiene posibilidades de volver a vivir porque lo está haciendo, la persona que murió, murió. La muerte cerebral es la muerte..."

 

El público manifestó su conformidad, brindando en la despedida un caluroso y respetuoso aplauso de pie, con la emoción reflejada en los rostros conmovidos por el mensaje de amor a la vida.

Ricardo Rabinovich-Berkman recibe,
de manos de la Diputada Dra. Marta Cardoso,
la hermosa matra artesanal
con que lo agasajó la Legislatura pampeana

La presentación del libro “Ricky, un guerrero de la Vida”, superó las más optimistas expectativas de los organizadores.

 

En pocos minutos  más de 50 ejemplares, cuya recaudación se destina a los transplantes infantiles, fueron adquiridos por los presentes. Con entusiasmo y profunda emoción aguardaron la dedicatoria del autor, que amablemente, y mostrando gran sensibilidad por el dolor ajeno y agradecimiento hacia quienes adquirieron el libro, se tomó el tiempo necesario para autografiar cada ejemplar.

A las 21hs. en las instalaciones de CICAR, casi un centenar de médicos, tuvieron la oportunidad de abordar el problema actual por el que está atravesando la profesión, especialmente en la relación médico-paciente, en el marco de las  condiciones socio-económicas del país que inciden  desfavorablemente en el desempeño médico. Se planteó la necesidad de reformas legislativas, y  de lograr un consenso  entre las ciencias médicas y jurídicas a fin de lograr  resultados más eficaces y justos cuando las demandas por mala praxis llegan a tribunales.

Terminadas sus actividades académicas, al día siguiente, Rabinovich-Berkman compartió, en la Estancia La Barrancosa, un exquisito corderito asado, y se hizo un rato para montar a caballo, que es otra de sus pasiones.

General Pico, pues, se aprestaba a recibir, con gran expectativa, a un prestigioso profesional, con un amplísimo currículum vitae. Pero encontró la calidez de un ser humano, que supo despertar en docentes, periodistas, profesionales, y representantes de las fuerzas vivas de la  comunidad, el deseo del pronto retorno a esta ciudad de nuestro querido amigo Ricardo Rabinovich Berkman.


Agradecemos la colaboración de la Señora Diputada Provincial Marta Cardoso, de los Señores Alberto Salazar, Luis Alberto Krees y Osvaldo Sosa,  por CICAR,  de los Doctores Osvaldo Campi, Osvaldo Héctor  Medus y Félix  Alberto Vigovich. Y de todos los periodistas que difundieron este evento.