LA "DEFENSORÍA DE LA VIDA HUMANA" 
ORGANIZACIÓN NO GUBERNAMENTAL DEFENSORA DE LOS DERECHOS HUMANOS   
       
RESPONDE A LA MINISTRO DE LA CORTE SUPREMA CARMEN ARGIBAY
(Declaraciones publicadas por el diario La Nación -6/8/05 Pág. 16-  y  la Revista Noticias -6/8/05 Nº 1493)
 
MINISTRO CARMEN ARGIBAY: Frente a las declaraciones formuladas a diferentes medios de comunicación, manifestándose a favor de la despenalización del aborto - es decir no reconocer la ilegalidad del homicidio prenatal - queremos preguntarle: 
 
1. Si considera que el Estado debe reconocer el derecho de la mujer a interrumpir su embarazo, entonces: ¿por qué no admite que, en ese caso, el Estado también debe reconcoer  el derecho del bebé intrauterino a continuar su proceso evolutivo hasta su plena madurez por medios asistidos? ¿Por qué no poner en pié de igualdad ambos derechos?
 
2. ¿Por qué podrían algunas personas matar a otras sin por ello merecer pena alguna? ¿Acaso no tenemos experiencia sobre las tremendas consecuencias que trae a la humanidad aceptar criterios de superioridad para decidir unos la muerte de otros?
 
3. ¿Por qué negar el elemental derecho a la vida del bebé intrauterino y caer en falsas antinomias, como son privilegiar el derecho de la mujer o el derecho de su hijo? ¿Acaso no existen hoy incubadoras? ¿Si un bebé intrauterino con menos de 24 semanas de gestación y menos de 500 grs. de peso puede continuar su vida fuera del vientre materno y lograr su plena madurez asistido por medios artificailes, entonces por qué matarlo?
 
4. ¿Por qué aceptar como válido la idea arcaica de la "opción" cuando hoy no es necesario elegir entre una u otra vida  gracias a los avances de la ciencia que permiten optar por las dos? 
 
5. ¿Por qué ignorar que la "opción por el sacrificio del bebé intrauterino" está alentada y financiada por corrientes de pensamiento "neoesclavistas", cuando la República Argentina declaró la  liberad de vientres en 1813? ¿Conoce el gran negocio que se mueve detrás del neoesclavismo y de los intereses ávidos por procurar materia prima humana para medicamentos, cosmética o experimentación?
 
MINISTRO CARMEN ARGIBAY: Si una mujer en situación extema requiere interrumpir su embarazo, ya no es necesario matar al bebé intrauterino. Instituciones como la Defensoría de la Vida Humana, que defienden los derechos humanos -incluyendo los de las personas por nacer-  con el auxilio de la ciencia médica procuran obtener tanto la mejor asistencia para la mujer como lograr salvar al mismo tiempo la vida del bebé. 
 
MINISTRO CARMEN ARGIBAY: La lucha por los derechos humanos nos lleva hoy a la defensa de la vida de las personas por nacer y a reclamar en foros internacionales el  reconocimiento como crimen de lesa humanidad de la acción que llevan adelante gobernantes de diferentes países para promover o favorecer el homicidio prenatal.  Se está cometiendo en el mundo una verdadera masacre con cientos de miles de víctimas inocentes que las generaciones futuras nos reprocharán con horror. 
 
Dra. Argibay:  Es necesario tomar conciencia: la opción es fracaso.
 
ELEGIR LA MUERTE NUNCA ES SOLUCIÓN. 
ELEGIR LA MUERTE SOLO ES EL PRINCIPIO DEL PROBLEMA.  


Defensoría de la Vida Humana Asociación Civil

Maipú 388 - 14º C - Tel: 43721-1014
[email protected]    www.defenvida.org.ar