FAMILIA Y VIDA:
Presentación de dos libros en la UCA

por Federico Piedras Quintana

El pasado lunes 22 de agosto en la Universidad Católica Argentina (UCA) tuvo lugar la presentación de los libros Familia y Vida: compendio de cuestiones legislativas y Recrear el humanismo cristiano.

A modo de introducción, el Rector de la universidad, Monseñor Dr. Alfredo Zecca, señaló que las obras son fruto del trabajo serio y profundo de la Comisión Ad-Hoc de Seguimiento Legislativo de la Conferencia Episcopal de Fe y Cultura. Luego, la Licenciada Inés Franck, una de las autoras de Familia y Vida..., dijo que el libro surgió como respuesta a diferentes cuestiones sociales y políticas que se dan actualmente en la sociedad y que, precisamente por eso, "la iglesia no está alejada del panorama". Así, según la Licenciada Franck, "una Nación requiere de un sistema jurídico que proteja eficazmente los derechos de las personas", aunque lo cierto es que "el progreso del hombre y situaciones concretas hacen difícil que los derechos sean resguardados". De este modo, "el papel de la iglesia es aportar y esclarecer el camino para una sociedad mejor". Más adelante, en referencia al libro, la Licenciada manifestó que la obra "trata sobre los grandes problemas que amenazan a la dignidad de las personas, a la familia y a los derechos personalísimos".

Los diferentes trabajos que se vuelcan en Familia y vida... fueron realizados con la ayuda de los miembros de de la Comisión Ad-Hoc anteriormente señalada que elaboraron el libro en busca de brindar diferentes respuestas a los diversos dilemas bioéticos del mundo de hoy. Para la Lic. Franck, "la iglesia, en toda Latinoamérica, debe guiar la evangelización de los pueblos, en especial a través de proyectos legislativos que tengan en cuenta la dignidad de las personas y la familia". Por tal motivo, "es necesario comprender al hombre en su integralidad, y así, la ciencia y el progreso deben evolucionar teniendo en cuenta esa integralidad del hombre, y no verlo, como ha sucedido y suele suceder, como un producto". Con lo anterior, la Licenciada quiso dejar en claro que "la doctrina social de la iglesia es uno de los caminos para tener en cuenta al hombre y a la familia".

Finalizada la participación de la Lic. Franck, Monseñor Rovai habló sobre el libro Recrear el humanismo cristiano. En primer lugar dijo que la obra nació a partir de una reunión en la cual "los Obispos de la Comisión se reunieron para tratar diversos temas de la sociedad actual y fue entonces que, a consecuencia de aquellos diálogos, surgió la idea de devolver el mundo de dios a los hombres; crear, como dijo Juan Pablo II, un humanismo cristiano". Así, según el Monseñor, dentro del libro el lector podrá encontrar reflexiones filosóficas, humanistas, económicas y teológicas sobre diversas problemáticas actuales las que, todas juntas, conllevan la idea de "recrear un nuevo humanismo donde las verdades transversales atraviesen tanto a Cristo, a la iglesia, como al hombre", ya que "el dios de Jesús Cristo es la deidad que eleva al hombre, una hermenéutica en la que Dios quiso hacer al hombre a su semejanza, es decir, que el discurso del cristianismo ofrece al hombre su integralidad".

En base a lo anterior, Mons. Rovai agregó que "en el libro se quiso mirar al hombre desde diferentes perspectivas, para así crear una integralidad de éste en cuerpo y alma" y esto, según el prelado, se debe a que "el hombre es un artista que ha sido creado a imagen y semejanza de dios". Siguiendo con los lineamientos de su discurso, Rovai dijo que "la temporalidad del hombre se realiza a través de la trascendencia; en ésta, el hombre es un ser completo, pleno; el camino de dios, es el camino hacia la verdad, ya que el hombre es justamente la única criatura que dios ha amado a sí misma".

En referencia al concepto de persona, el disertante dijo que éste "se cierne, primeramente, a la trinidad teológica; el hombre, como persona, es el sujeto, el origen y el fin de toda estructura social. Por tal motivo, sólo hay estructuras justas si estas son personalizantes, ya que un nuevo humanismo debe suponer igualdad de oportunidades entre todos los hombres, pero lamentablemente esto hoy no sucede". Sin embargo, y pese a las condiciones actuales en las que se encuentra la sociedad, para el Monseñor Rovai "el cristianismo es la única visión que tiene una imagen completa e integral del hombre; así, el inmanentismo es una reducción del hombre como hombre mismo, ya que un humanismo imanentista es insuficiente y construye una imagen falsa".

 Sobre el final, Rovai dijo que "el Eterno nos llama permanentemente a un éxodo liberador" y que esa "libertad se halla en la naturaleza humana, a través de la que se ratifica el proyecto de amor de dios". Es así que los autores del libro pretenden que la obra suscite "el deseo de ver en un nuevo humanismo (cristiano) el camino a una imagen del hombre con una cultura humana auténtica; y esto se hace si el hombre se encuentra con la clase pascual reveladora".