Estimado Doctor Rabinovich-Berkman:

 

Me ha impresionado mucho el editorial del presente número (51) de Revista Persona, qué pena por su querida UBA, son cosas feas que creo a ratos se constituyen en auténticos “gajes del oficio democrático”, que manchan el proceso, pero sobre todo, y como usted bien lo dice, dejan heridas que solo un largo período de tiempo logran cicatrizar.

 

Se me viene a la mente la última caída de gobierno acá en el Ecuador, hace casi un año, hubo al menos 3 muertos, millonarias pérdidas, y algo que imagino la historia catalogará como “la revolución de abril”, un hecho heroico en la capital, donde se dieron las marchas que acabaron con el nefasto gobierno gutierrista.

 

Pero bueno, me alegra mucho además, que a través de este editorial, que a ratos suena un poco salido de foco del contexto de Revista Persona, se den los espacios para la opinión, siempre culta, acerca del diario acontecer, y de la problemática vivida.

 

Me permito hacer la sugerencia de que Revista Persona podría tener alguna sección de análisis de problemas así, y/o un colaborador – articulista, que escriba sobre el asunto.

 

Aprovecho también para enviarle un fraterno abrazo.

 

Saludos cordiales,

 

Andrés Ycaza Palacios
Abogado
Quito, Ecuador
aycaza@vgylex.com