POSIBLE CORRECCIÓN DE LA TRADUCCIÓN
DE LA DECLARACIÓN SOBRE BIOÉTICA Y DERECHOS HUMANOS (UNESCO)
A PARTIR DE UNA CONFERENCIA DE ROBERTO ANDORNO

En oportunidad de brindar recientemente en la Universidad del Museo Social Argentino, como invitado del Instituto de Bioética y Bioderecho y la Maestría en Aspectos Bioéticos y Jurídicos de dicha casa de altos estudios, el prestigioso bioeticista Roberto Andorno, una brillante conferencia, cuyo texto publicara PERSONA en su número 55, una asistente, en el intercambio de opiniones posterior, planteó con sagacidad la  posibilidad de un error de traducción del artículo 7.b de la Declaración sobre Bioética y Derechos Humanos (Unesco).

Tras verificar que, efectivamente, la traducción era incorrecta, con la seriedad y compromiso que lo caracterizan, el Dr. Andorno escribió de inmediato al Director del área de Bioética de la UNESCO, Henk Tenhave, para plantearle la necesidad de corregir el error. La expresión inglesa "minimal risk and minimal burden" ha sido traducida como "un riesgo y una coerción mínimos". Empero, como explica Andorno, la palabra castellana "coerción" posee un significado muy diferente del término inglés "burden". "Por supuesto, ningún tipo de coerción, ni siquiera una mínima, puede ser usada en los sujetos de la investigación", dice el pensador argentino, y agrega: "Esto es especialmente serio, porque el art. 7 trata de las personas inhábiles para consentir..."

En consecuencia propone traducir "inconveniente mínimo" o "molestia mínima". Y da como ejemplo la versión castellana de la Convención Europea sobre Derechos Humanos  y Biomedicina, donde "minimal burden" se vierte como "inconveniente mínimo" (Article 17.2.ii). Pero, acto seguido advierte Andorno, con estupor, que se ha cometido el mismo error al traducir la Declaración Universal sobre Genoma Humano y Derechos Humanos (art. 5). Explica el bioeticista que la probable causa de estos errores sea el haberse empleado el texto francés como base para la traducción castellana, porque la versión gala dice "un risque et une contrainte minimums", y "contrainte" posee dos significados differentes: coerción e inconveniente. "Sospecho que el traductor ha seguido erradamente el primer significado de la palabra, en vez del segundo", reflexiona Andorno.

Tenhave, tras agradecer la comunicación, encomendó el asunto al Secretariado de la Conferencia General, por tratarse de un texto oficial. Con esto, se inicia el procedimiento, que no será sencillo. Pero, por lo menos, el tema está encaminado, gracias al celo de un investigador cabal como Andorno, y a la inquietud de la persona que planteara la duda en la conferencia. Una vez más, se prueba que la Bioética se construye entre todos, abiertamente y sin miedos. "No sé el nombre de la señora que hizo la pregunta", confiesa finalmente Andorno, y agrega: "Me gustaría agradecerle personalmente".

Quizás esta señora sea lectora de PERSONA, y podamos de ese modo conocer su identidad.