PEREZ CALVO, Eduardo Ricardo
JOSÉ ROQUE PEREZ

JURISTA, MASÓN Y MÁRTIR DE LA CARIDAD
 

PEREZ CALVO, Lucio
LOS PEREZ DE BULNES

SU HISTORIA Y GENEALOGÍA

Buenos Aires, ed. de los autores
, 2006,  487p


Reúne este interesante libro dos trabajos de muy diversa índole, unidos sólo por el vínculo entre los autores, que son padre e hijo, y por algunos de los personajes historiados, de los que ambos descienden. Abarca el segundo estudio, que es de genealogía, las últimas doscientas páginas.

"El libro del Dr. Perez Calvo cumple acabadamente con la noble finalidad de rescatar una vida argentina del olvido y de situarla con inteligencia y conocimientos en una época que debiera marcarnos para no caer en desmemorias inmerecidas", dice al prologarlo (pero refiriéndose sólo a la primera parte) Sofía de Laferrere de Pinedo.

Porque el autor, que es profesor de Historia del Derecho Argentino en varias universidades, en grado y posgrado, traza una documentada semblanza diacrónica de su biografiado, persona emblemática de una época apasionante, y al mismo tiempo va reflejando aspectos del entorno, tanto en el campo de los hechos como de las ideas (por ejemplo, en lo atinente a la masonería, y a la relación entre integrarla y ser católico en la mente de sus conspicuos miembros de la segunda mitad del siglo XIX).

Desde los tiempos de Rosas, pasando por la organización nacional, para llegar al heroico final de esta rica vida en 1871, Perez Calvo va, en veinticinco amenos capítulos, pintando un cuadro a la vez intimista y público de un hombre excepcional, protagonista de episodios clave de su época. Es evidente el afecto que siente por su personaje, típico de todos los biógrafos, e incentivado por las motivaciones familiares de este estudio. Quizás esa perspectiva haya incidido en la actitud del historiador, pero sin restar valor al trabajo ni mellar la fidelidad de la reconstrucción, por lo menos en los aspectos fundamentales.

Inmortalizado por el cuadro del uruguayo Juan Manuel Blanes, que decora la tapa del libro, en la escena (que Perez Calvo se apresura, honestamente, a aclarar que es puramente imaginaria) en que ingresa en la casa de una mujer muerta por la fiebre amarilla, que yace en el suelo, y de cuyo pecho en vano intenta un bebe extraer leche, José Roque Perez había encarado, en sitio de vanguardia, la lucha contra esa terrible peste que estallara en Buenos Aires en 1871, segando a la población de la creciente urbe sin precedentes en su larga historia. En ese combate dejó su vida, una víctima más del horrendo flagelo.

"Jose Roque Perez no es una personalidad olvidada, sino ignota", reflexiona nuestro autor, recordando que su biografiado figura bastante en la toponimia argentina, y da nombre a escuelas y calles. Explica que su objetivo con esta investigación ha sido "desentrañar las sombras del desconocimiento en torno a la vida de un hombre valioso, que tuvo en la filantropía y el sacrificio las virtudes más destacadas, pero no por ello dejó de desarrollar, en su tiempo, actividades notorias que merecen el agradecimiento, el respeto y el recuerdo de sus compatriotas". Lo ha logrado. Ricardo Rabinovich-Berkman