DENUNCIAS POR INVESTIGACIÓN CON EMBRIONES EN ESPAÑA

 

                                                                                                                                   Ana María Vázquez Rodríguez*

 

Enhorabuena por el interés de la revista PERSONA en defensa de la vida y del ser humano, sobre todo de aquellos más indefensos: los embriones.

 

En vista de la avalancha mundial a favor del aborto y de la implantación de la cultura de la muerte o del egoísmo en sus múltiples manifestaciones y en todos los ámbitos (promoción de la promiscuidad y/o corrupción de los más jóvenes; instigación al aborto; aprobación de la investigación con embriones pretendiendo su justificación con un, más que dudoso, beneficio para la salud de algunos; fomento del hedonismo, del egoísmo entre los miembros del matrimonio, y con ello, del divorcio "express"; pretensión de aprobar la eutanasia, pretendiendo que la vida no tiene sentido cuando no se "disfruta"), creo que es de mucho interés, el unir fuerzas a nivel mundial para fomentar una cultura de la vida, o del amor.

 

El ser humano se desarrolla, y encuentra su felicidad, amando, y no siendo egoísta. El amor hace sobreponerse a la tiranía del propio egoísmo, y con ello uno desarrolla su propia esencia; de otro modo, uno viviría como un esclavo de sí mismo.

 

En este sentido de defensa de la vida, estamos llevando a cabo en España una iniciativa: desde nuestra Asociación estamos tramitando la denuncia penal de aquellos sitios en los que han comenzado a investigar con embriones vivos y viables, por considerar que esto atenta contra la vida de los más indefensos y, con ello, contra los mismos cimientos de la sociedad, colaborando en su deshumanización y en su anulación en lo más genuino del ser humano: su capacidad para elegir el amor a la humanidad, el bien, aunque no convenga particularmente, por encima de los propios intereses.

 

Una denuncia penal interpuesta por la investigación con embriones en Barcelona ha sido recientemente archivada, así como inadmitida la querella existente en el mismo procedimiento (Juzgado de Instrucción número 6 de Barcelona, Diligencias Previas 1401/2006). En el auto de archivo se señala que los documentos alegatorios carecen de indicios fácticos y hace constar que excede por completo a la competencia de su jurisdicción el decidir si el legislador al elaborar las normas de cobertura de tales proyectos ha obviado el Constitucional Derecho a la Vida.

 

En el auto de inadmisión de la querella se señala que parece que "... la querellante pretende que se investiguen todos los proyectos de investigación con células madre embrionarias llevados a cabo en todo el territorio de la CA de Cataluña.", y que se produce una cierta confusión en cuanto a las personas contra las que se dirige. Refiere que sólo en el caso de que los hechos objeto de querella incumpliesen las prescripciones de la norma administrativa podría valorarse la posibilidad de encontrarnos ante un hecho penalmente relevante e iniciar la instrucción. Frente a estos dos autos se han interpuesto sendos recursos de apelación el pasado día 19 de marzo.

 

En los fundamentos jurídicos del auto de archivo de la denuncia por investigación con embriones en el Juzgado número 5 de Valencia (Diligencias Previas 301/2007-A), se refiere: "... las investigaciones cuya relevancia penal pretende hacer ver la denunciante, cuentan con las necesarias autorizaciones administrativas, que se desarrollan al amparo de lo previsto en el Ley 14/2006 de 26 de mayo sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, que cuentan con la financiación de la propia Administración y que las mismas han sido anunciadas y reconocidas públicamente, por lo que no cabe forzar la interpretación de los tipos penales que se pretende...". Se refiere en el informe del Ministerio Fiscal que se suscribe: "... es necesario demostrar la existencia de un bien jurídico merecedor de tutela penal,...", "se trataba de material crioconservado...".

 

Recordemos que la investigación con embriones vivos y viables está aprobada en España, mediante la legislación ordinaria, desde noviembre de 2003. Una posterior ley, aprobada en mayo de 2006, continúa con esta posibilidad, reduciendo los requisitos necesarios para ello, al eliminar la necesidad de llevar más de 5 años crioconservados.

 

En noviembre de 2004 se constituye por el Consejo de MInistros La Comisión de Seguimiento y Control de la Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos, como encargada de informar si los proyectos de investigación con células madre embrinarias que se presentasen cumplían los requisitos establecidos en esta legislación.

 

En febrero de 2005 se aprueban los 4 primeros proyectos de investigación en Sevilla, Granada y Valencia. Y desde entonces: en Junio de 2005 se aprueba un nuevo proyecto en Barcelona; en junio de 2006 se aprueban 4 nuevos proyectos en Oviedo, Granada, Málaga y la Comunidad Valenciana; en septiembre de 2006 se aprueban 1 proyecto en Valencia, 2 en Barcelona, y 1 en Bilbao; en diciembre de 2006 se aprueban 1 en la Comunidad Valenciana y uno en Cataluña; finalmente, en enero de 2007 se aprueba un proyecto de un centro del País Vasco.

 

El texto completo de dichos autos y recursos, así como los documentos de dichos procedimiento desde la inicial denuncia, se pueden leer en el blog: http://proderechosfundamentales.blogspot.com.