ASESINATO DE UN DOCENTE

PERSONA deplora el asesinato cobarde y atroz del Profesor de Química Carlos Alberto Fuentealba, a manos de un agente de la policía (que contaba con serios antecedentes penales) mientras se encontraba manifestando en reclamo de los prometidos e incumplidos aumentos salariales y de una mayor atención para la educación pública, en la provincia patagónica de Neuquén, Argentina.

¿Cómo podremos enseñar a respetar los derechos humanos a nuestros jóvenes en países donde las manifestaciones de los docentes son reprimidas a sangre y fuego? ¿Cómo podremos fomentar el amor a nuestra eterna Latinoamérica, si los maestros son dispersados con chorros de agua a presión y granadas lacrimógenas por policías pertrechados como modernos gladiadores dispuestos al combate? ¿Cómo podremos inculcar el respeto por el otro que disiente, mientras las exigencias justas de los trabajadores son respondidas con carros de asalto y balas de goma?

¿Cómo podemos enseñar así? No lo sé, Colega docente Carlos Fuentealba, no lo sé. Pero como sea, lo haremos, porque vale la pena.

                                                                                                                          Ricardo Rabinovich-Berkman