Cumplimiento pormenorizado de todos los requisitos del art. 16 del Dcto 1759/72 (t.o. 1991) y acreditación de personería (de acuerdo con proveído de fs.12 de Dra. Elisa Gulberti, Directora de As. Legales):INTERPONEN RECURSO DE RECONSIDERACIÓN Y NULIDAD Y RECURSO JERÁRQUICO EN SUBSIDIO.

 

Sr. Ministro de Salud Y Acción

Social de la Nación,

Dr. Ginés González García

Sr. Presidente de la Nación,

Dr. Néstor Kirchner,

S.       /        D.

 

                           I.

                         La Asociación Civil “Pro familia” a través de su Director Ejecutivo, el Dr. Oscar Botta, D.N.I Nº 11.574.642, en expediente Nº 2002-4231/07-6, acompañando el estatuto de la referida Asociación, con nro. de registro de resoluciónes Nº 302, 360 y 831 de la Inspección General de Justicia, y el Dr. Andrés González Balcarce, C.P.A.C.F. Tº 52, Fº 983, respecto de la instrucción al parecer, que tomamos conocimiento por el diario “Clarín” del día domingo 4/3/2007 y de la resolución, Nº 232/2007, que obliga a las Obras Sociales y Agentes del Seguro de Salud a suministrar gratuitamente la mal llamada “anticoncepción de emergencia” (B.O. 9/3/2007), con domicilio real y constituído en Humberto 1º 656, ciudad de Buenos Aires, Capital Federal, se presentan ante el titular del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación,  Dr. Ginés González García, y subsidiariamente, ante el Sr. Presidente de la Nación, Dr. Néstor Kirchner y respetuosamente dicen:

 

 

                       II. OBJETO.

 

                       Que vienen a interponer recurso de nulidad , reconsideración y jerárquico en subsidio, por estar afectadas de nulidad absoluta e insanable en tanto ilegal, en tanto que violan la ley Nº 25.673, art. 6º, inciso  a) o 3er. párrafo, llamada de “salud sexual y procreación responsable”,  e inconstitucional y por constituir vías de hecho adeministrativas,  (arts. 17,  art- 7, inc. a), b), d), f), art 8º, 9º, al ser lesivo de derechos constitucionales, arts.88 y 89 de la Ley Nº 19.549 de la Ley de Procedimientos Adminstrativos y sus Dctos. Reglamentarios), violando el art. 1º de la Convención de los Derechos del Niño, con la reserva argentina, que establece que hay “niño desde la concepción  y hasta los 18 años de edad”, así como el art. 4 de la Convención Americana de Derechos Humanos, que establece que hay persona desde la concepción en general. Nadie puede ser privado de su vida arbitrariamente”, como asimismo también, los arts. II, III, IV y V de la Convención sobre la Prevención y Sancíón del Genocidio, que expresamente sanciona “Impedir nacimientos en el seno de un grupo social”, además de ser un gravísimo error  la pretensión de la distribución gratuita  de la mal llamada ”píldora del día después”, mediar irrazonabilidad (desproporción, contradicción, ante otras alternativas de real solución), violando el principio de razonabilidad del art. 28 de la Constitución Nacional,pues con posterioridad al erróneo Dcto. 150/92 y a su anexo, el Estado Nacional tuvo un giro, luego de in re “Portal de Belén” de la C.S.J.N., la A.N.M.A.T., sancionó la Disposición Nº 822/2002-A.N.M.A.T., por la que estableció el “Prohíbese la fabricación, distribución y comercialización del producto Imediat, cuya titularidad detenta la firma Gador S.A.,...” (B.O. 13/3/2002), así como la posterior Ley Nacional de promoción genéricos, del Congreso de la Nación, de septiembre de 2002, que lleva lógicamente a ser de aplicación  toda píldora que tenga levnorgestrel de 0,75 mg y  en esencia a la de 1,50 mg   además de las normas referidas, la jurisprudencia de los tribunales,  y de la “Ley de leyes”, incurriendo en presuntos delitos de lesa humanidad, así como violar la ley protección del orden  constitucional y de la vida democrática y otras responsabilidades  penales y civiles, así como clara arbitrariedad, además de estar viciado de nulidad absoluta e insanable, por que lo debe inmediatamente revocar (art. 17 de la Ley Nº 19.549 de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos).

 

                    III. LEGITIMACIÓN ACTIVA. DERECHOS CONSTITUCIONALES LESIONADOS.EFECTO GENERAL Y ABSTRACTO.

                 Resultamos afectados en derechos violentados autoritaria y arbitrariamente por el ilegal y contrario a derechos constitucionales expresos  accionar del Ministerio de Salud de la Nación y por ende legitimados para el presente recurso como lo establece el art. 3º del Dcto. 1759/72 (t.o. 1991).

                 Además, como Director Ejecutivo de Asociación Civil “Pro familia”, representando a la institución.

                 Nuestra institución en el artículo  segundo tiene entre sus fines asociativos: “2... i)Promover y defender todas las condiciones que permitan y faciliten el cumplimiento pleno de los postulados del derecho natural en orden a la concepción y a la vida de la persona engendrada, protegiendo en especial la vida y la dignidad humana desde el momento de la concepción y hasta la muerte natural.”

                 El recurso presente es un medio de que el Sr. Ministro de Salud remedie la manifiesta violación a nuestra Constitución y a la ley, llamada de salud sexual y procreación responsable, de modo general y abstracto revistiendo la respectiva instrucción y la resolución Nº 232/2007, con lo que evitaría mayores consecuencias que sabe y que no resulta necesario hacerle presente, así como a todos los funcionarios o agentes intervinientes.

                     

                   

                     IV.FUNDAMENTOS.

 

                     1) PRIMERA SECUENCIA DE HECHOS.

                     Les hacemos llegar las razones, fundadas justificadamente, de modo que en el ejercicio de los deberes u obligaciones de su cargo, entre las que se encuentra el de hacer cumplir la Constitución y las leyes nacionales, respecto   de la instrucción o resolución, que tomamos conocimiento por el diario “Clarín” del día domingo 4/3/2007 y de la resolución Nº 232/2007 que obliga a las Obras Sociales y Agentes   a suministrar gratuitamente la mal llamada anticoncepción de emergencia, cuando la   mal denominada “píldora del día después” es muy probable la producción de abortos tempranos, (a fin de que se declare la invalidez o nulidad absoluta e insanable y que constituyen  vías de hecho, lesivas  de derecho y garantía constitucional del grado más superior (art. 9, inc. a) de la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos (ver Hutchinson, Tomás, RÉGIMEN DE PROCEDIMIENTOS ADMINISTRATIVOS Ley 19549, Ed. Astrea, agosto de 2006, págs. 132 y 94, respectivamente)), al alegar razonadas sin razones cuando pasan por otras múltiples soluciones alternativas posibles, dentro del ordenamiento legal argentino, al ser violatorio del mismo, incluso de la misma ley, titulada de “salud sexual y procreación responsable”, en su art. 6, que establece que han de ser “de carácter reversible, no abortivo  y transitorio (la negrita es del presente recurso), respetando los criterios o convicciones de los destinatarios, ..., y previa información brindadas sobre las ventajas y desventajas de los métodos naturales y aquellos aprobados por la A.N.M.A.T.”.

                  En estos casos el levonorgestrel es abortivo, y no es transitorio ni reversible por los hábitos y la mentalidad que se van adquiriendo en la pareja conviviente o en el matrimonio, como surge en forma manifiesta de un simple análisis y de la observación clínica médica, además de la fundamentación de los hechos más adelante que daremos, en forma secuencial.                           

                    

                   1 bis) NORMAS EN QUE FUNDA DERECHO.

                 

                   A) No es competencia del Sr. Ministro de Salud legislar en esta materia civil de fondo, bajo pena de nulidad por inconstitucional, ya que se arroga o usurpa funciones, incurriendo en las diversas responsabilidades criminales con los que violarían a la Constitución nacional, con severísimas penas, previstas en la ley de la protección del orden constitucional y de la vida democrática (art. 227 y 227 ter, ler párr. del Código Penal, además de las del 246 y 248 del Código de delitos)  y responsabilidades civiles. Por otra parte, viene a tener esta advertencia, como Ministro sobre la violación constitucional que la presentación de esta instrucción y resolución  implican y de que estamos ante presuntos delitos de lesa humanidad. Nada tiene que ver lo que pueda ocurrir en algún que otro país y menos aún las razonadas sin razones que no justifican interpretaciones analógicas en materia penal en el derecho penal argentino, cuando existen muchos otros medios para solucionar esos problemas. El fin no justifica los medios.

                   Esta al parecer instrucción  y resolución de ley nos hace tomar conciencia que es si como nos sobrara el tiempo y los recursos del erario público, mientras los agudos problemas  de la pobreza, del dengue, de la desocupación, de los accidentes de tránsito se abaten sobre nosotros cuando los fondos que se pretenden asignar a la llamada “píldora del día después”, que tiene un carácter genocida, al estar sancionada por el art. II, III y ccdntes. de la Convención sobre la Prevención y la Sanción de Genocidio, con jerarquía constitucional, a partir de la reforma constitucional de 1994 (conforme art. 75, inciso 22 de la C.N.), por la que es perseguido internacionalmente el ex Presidente de la República del Perú, Alberto Fujimori por análoga causa, con un Congreso similar al Nacional y respecto de lo que adelantamos como precedente jurisprudencial; además de la violación en este caso del art. 4  Pacto de San José de Costa Rica, de la Convención de los Derechos del Niño, en su art. 1ª, con la reserva argentina y demás tratados internacionales con jerarquía constitucional.

                  B) Es nutrida la bibliografía y la jurisprudencia acerca del asunto, además, en el derecho internacional público. Como muestra basta un botón: el libro de García Elorrio, Aurelio F., PROTECCIÓN DE LOS NIÑOS NO NACIDOS EN EL SISTEMA INTERAMERICANO DE DERECHOS HUMANOS, Advocatus (Duarte Quiroz 5ll, Córdoba, República Argentina, 2004, págs. 117).                     

                Por otra parte, sintéticamente, el Profesor CHERIF BASSIOUNI ha escrito que “los crímenes internacionales, que pertenecen a la categoría de ius cogens, constituyen una Obligatio erga omnes y su represión es inderogable. Las obligaciones jurídicas que se imponen a los Estados debido a este estatuto jurídico superior son: el derecho  de enjuiciar o de extraditar; la imprescriptibilidad  de ese tipo de crímenes; la exclusión de cualquier clase de inmunidad, incluído el nivel de jefes de Estado; la imposibilidad  de que la defensa arguya el principio de obediencia a las órdenes superiores (salvo para invocarlo como atenuante de sentencia); la aplicación universal de estas obligaciones, ...; la inderogabilidad de las mismas  en el `estado de emergencia´ y, por último, su jurisdicción universal” (citado por Bariffi, Francisco J., en “El principio de la jurisdicción  universal  a la luz del carácter ius cogens de ciertos crímenes internacionales”, en EL DERECHO,ejemplar del 18/5/2006, pág. 5,  de Bassiuuni, Cherif. M., International Crimes:Ius cogens and obligatio Erga Omnes, “Law an Contemporary Problems”, vol. 59, 4, 1996, pág. 63; para una versión en castellano v. Bassionu, Cherif, La represión de los Crímenes internacionales: Ius cogens y Obligatio Erga OmnesLaw and Contemporary Problems”, vol. 59, 4, 1996, pág. 63; para una versión en castellano  v. Bassionu, Cherif,La Represión de   los Crímenes internacionales: Ius Cogens  y Obligatio Erga Omnes,   en “Represión  Nacional de las Violaciones del Derecho Internacional Humanitario”, Comité Internacional de la Cruz Roja,Informe de la Reuniòn de Expertos , Ginebra, 23-25 de septiembre de 1997, págs. 29-55).... ... ... ... ... ... ... ... ... ... En la  jurisprudencia argentima más recientemente el juez federal Gabriel R. Cavallo adhieriendo y citando los argumentos de BASSIOUNI sostuvo que  la existencia de un derecho imperativo (ius cogens) no se reduce sólo a que constituye un límite a  la validez de los tratados que contengan cláusulas contrarias a su contenido. Este es uno de sus efectos.... ... ... A las entonces penalizaciones de la esclavitud,..., pronto se incorporaron los crímenes contra la humanidad, el genocidio, el apartheid, la tortura , el terrorismo, la discriminación  racial, el secuestro y toma de rehenes, los crímenes de la aviación civil y marítimos, el tráfico de estupefacientes, tráfico de armas y venta de órganos humanos, tráfico de seres humanos,  etcétera.”-el subrayado es del suscripto- (citado por Bariffi, Francisco J., en  El DERECHO, ejemplar del 18/5/2006, pág. 7, de BASSIONI, M. CHERIF, International Criminal Law Conventions and their Penal Provisions, New York Transnational Pub, 1997; BASSIOUNI, M. CHERIF, International Criminal Law Conventions and their Penal Provisions,  New York Transnational Pub, 1997; BASSUOUNI, M. CHERIF.International Criminal Law; Crimes, New York Transnational Pub, 1986.)...coincidimos en afirmar el carácter de ius cogens de los crímenes de guerra, del crimen de agresión , de la tortura, de genocidio

                  2da.) RELACIÓN DE LOS HECHOS CIRCUNSTANCIADOS.

                  A) La denominada “píldora del día después” es una forma popular de denominar a los procedimientos  hormonales, que administrados, después de un acto sexual, tienen como finalidad evitar el nacimiento de un niño o niña que de ese acto pueda derivarse, a través del potente efecto abortivo  de la droga  LEVONORGESTREL (LNG)

                    El médico especialista en Salud Pública, Dr. Oscar Botta, en un conocido trabajo científico, de compendio del Trabajo “LA PÍLDORA DEL DÍA DESPUÉS”. Aspectos médicos y  Biológicos. Dr. Fernando Orrego Vicuña, Profesor Titular de las Facultades  de Medicina de las Universidades de los Andes y Chile. 2005., tiene escrito, al igual que otros informes médicos de jerarquizada categoría científica: “Estos procedimientos son conocidos técnicamente como Anticonceptivos  de emergencia                      (AE),cuando en realidad deberían llamarse Abortivos de emergencia o abortivos químicos.”

                                                                 En efecto, existe una amplia bibliografía médica, publicada en una gran variedad de trabajos de la literatura científica mundial.

                “Los efectos del Levonorgestrel, en la ovulación, tiene un efecto anovulatorio débil. Datos muy recientes indican que administrada 2 ó 3 días antes de la ovulación es incapaz de bloquearla (ver D. Hapangama, A.F. Gasier, D.T. Baird. The effects of periovulatory administration of levonorgestrel on the menstrual cycle. Contraception 63: 123 (2001) y M Durand, M.C. Craviotto, E. G. Raymond, “Mechanism of action of levonorgestrel administration  in emergency contraception”. Contraception  64:227(2002). En lo que hace al efecto sobre la función del endometrio, como entre las funciones más importantes del endometrio se encuentran la receptividad y capacidad para permitir la implantación del embrión masculino o femenino y esta ocurre a los siete (7) días de vida del embrión e involucra una serie compleja de eventos que requiere de la interacción selectiva de proteínas de la superficie del embrión con otras proteínas complementarias, receptoras de las membranas externas de la células endometriales (ver E.G. Raymond, L.P. Lovely, M. Chen Mock, M. Sepata; R, J. Kurman, B.A. Lessey. “Effect of the Yuzpe regimen of emergency contraception on makers of endometrial receptivity. Human Reproduction. 15: 2351 (2000); también J. Wu, J. Chen, R. Xu, H. Wong et al. “Effects of mifepristones and levonorgestrel on the human endometrium during perimplantation”;  P.P. Chnader, P.F.A. Van Look, “Sexual and Reproductive Health, Recent Advances, Future Directions”. New Age International Publ. New Delhi. 2001, pp. 142-148; K. Ssueok, S. Shiokawa, T. Miya zaki et al “Integrins and reproductive physiology:expression and modulation in fertilization, embriogenesis and implantation” Fertil Steril. 67: 799(1997)

               “Entre estas proteínas tienen especial importancia las integrinas, algunas de las cuales aparecen  en el endometrio sólo durante la “ventana de implantación” por lo que se consideran importantes en este proceso (ver B.A. Lessey, “Endometrial receptivity and the window of implantation”Baillières Clin. Obst. Gynacol. 14 (5): 775 (2000)). Otra de las funciones importantes del endometrio Wu y Cols, en el artículo 4 del pie de página, encuentran que el LNG disminuye las subunidades alfa 1 y alfa 4 de las integrinas endometriales, estas últimas tienen severos cambios que los autores sugieren inducirían una receptividad  endometrial alterada, interfiriendo con una implantación exitosa. Otra de las funciones importantes del endometrio es su capacidad de secretar hacia la cavidad uterina un líquido rico en nutrientes que son indispensables para el desarrollo y sobrevida del embrión antes de su implantación. Estudios de Young y Cols demostraron efectos drásticos sobre la actividad secretora del endometrio (ver D.C. Young, R. D.; Wielle, S. G., Joshi, A.N., “Poindexer Emergency contraception alters progesterone-associated endometrial protein in serum and uterine luminal fluid” .Obst. Gynecol. 84.266(1994).

                En lo que tiene que ver con la acción sobre los vasos sanguíneos,  las anteraciones  patológicas vasculares inducidas por el LNG como hemorragia, microhemorragias, “Spothing”, etc. sugieren que la droga induce cambios funcionales en los vasos sanguíneos (ver D. Hapagama et al “Contraception” 63:123 (2001)

                Por qué el LEVONORGESTREL es abortivo y no contraceptivo. Si un procedimiento es capaz de impedir la fecundación, debe hablarse de un efecto  anticonceptivo, en cambio si su efectividad se debe a su acción posterior a la fecundación, donde ya se ha formado un nuevo ser humano, estamos ante un efecto abortivo.

                Para que el LNG actúe como anticonceptivo es necesario que inhiba la ovulación o que impida el ascenso de los espermatozoides hasta el tercio externo de la Trompa de Falopio. Es aceptado que el LNG bloquea la ovulación si se ingiere 3 (tres) o más días  antes de la ovulación, pero si se ingiere en etapas posteriores no será capaz de impedir la ovulación, por lo tanto el efecto es post-conceptivo o sea abortivo. Independientemente de cuál sea el mecanismo del LNG, su efecto abortivo es indiscutible por la particular estructura química del levonorgestrel, de la cual derivan sus propiedades farmacológicas y, por otro lado, la dosificación y régimen que se administra.

                La píldora del día después o para la anticoncepción de emergencia AE, a ciencia cierta, y sin eufemismos médicos o farmacológicos, para ser utilizado como abortivo de emergencia  (por que esa es la finalidad), es un compuesto sintético derivado de la 19-nortetosterona, molécula que, a su vez, deriva de la hormona masculina tertosterona. Usado como abortivo de emergencia se administra en una dosis de 0,75 mg que se repite doce (12) hs. después para dar un total de 1,5 mg, dosis cincuenta (50) veces mayor a la usada en un contraceptivo oral en base al Levonorgestrel. Esto produce un efecto brusco, “un golpe”, de la concentración del levonorgestrel en la sangre, seguida por un descanso más gradual (ver B.M. Landgien, E. Johannison, A.R. Aedo, A. kumar, Shi Yongen, “The effect of Levonorgestrel administered in large doses at Contraception” 39:275 (1989)).

                 El efecto abortivo      está dado por el levonorgestrel (LNG), pues impide con gran eficacia el desarrollo del embrión humano (femenino o masculino) entre el momento  de la fecundación y el momento de la implantación. Este efecto abortivo se produce por uno o más de los siguientes mecanismos:

1)               Alteración en el transporte del embrión en las trompas o en el útero, retardando el proceso o acelerándolo de tal modo que no sea capaz de implantarse en el momento de máxima receptividad o momento de la “ventana de implantación” del endometrio, con lo cual la anidación no ocurre.

2)               Efectos sobre la receptividad del endometrio que impedirían la implantación.

3)               Función secretoria del endometrio. Ya en dosis bastantes menores  a las usadas para “abortivo de emergencia” (o abortivo químico), es capaz de inducir una intensa y prolongada alcalinización del líquido uterino, (elevación del P H) la cual revela una marcada alteración en la función secretora del endometrio, la cual sin duda debe acentuarse con las dosis más altas administradas para el efecto “abortivo de emergencia”, popularmente denominado Anticoncepción de Emergencia (AE) o sea  1,5 mg versus 0,4 mg de LNG (ver E. Keseri, F. Garmendi, N.W. Westplan, J. Parada. “The hormonal and peripheral effects ol d-norgestrel in post-coital contraception. Contraception 10.411 (1974). Inicialmente se denominaba norgestrel.

       Estudios de Kesserii, de Young y de Wu coinciden en demostrar  que la droga levonorgestrel LNG produce intensas y prolongadas alteraciones en la función secretora del endometrio y fundamentalmente en el PH endometrial. Se ha visto que la preparación inmediata y localizada del endometrio para la implantación es efectuarle para el embrión mismo, especialmente por la secreción de gonadotrofina coriónica  y de alrededor de 20 factores que produce el embrión antes de implantarse (ver C.L. Stewart, E.B. Cullinam. “Preniplantation development of Mamma lian embryo and ints regulation by growth factores”. Dev. Genet.).

       Esta intensa actividad de síntesis y secreción de proteínas lleva a una alta demanda de energía. Ello se refleja en un marcado aumento del consumo de glucosa por parte del embrión humano antes de la implantación, el que se triplica en solo tres días.

       Debemos considerar  que el el pH intracelular del embrión humano antes de implantarse es de 7,12 (ver K. P. Philipps, M.C. Léveille, P. Claman, J. M. Baltz “Intracellular p H regulation in human preimplantation embryos.” Human Reproduction 15. 896(2000). En el líquido uterino alcanizado por el levonorgestrel LNG el pH puede llegar hasta 9,1 o más, esto es 100 veces más alcalino que el interior de las células del embrión.

         La alcanización intracelular es incompatible con la vida, el embrión tiene un mecanismo por intracelular por cloruro (neutro) extracelular. Ahora bien, para que este mecanismo pueda mantenerse en el tiempo el cloruro que entró a las celulares debe ser eliminado de ellas, lo que implica un trabajo químico, o sea un mayor consumo de energía que debe mantenerse durante varios días debido a la acción prolongada de LNG. Sumado a las ya altas demandas energéticas que tiene el embrión, como ya hemos visto, se sabe muy bien también que un pH alcalino detiene el desarrollo de los embriones humanos y aumenta la fragmentación  de sus células (ver B. Dale, Y. Menezo, Y. Cohen “Intracellular pH regulation in the human ocyte”. Human Reproduction. 13:964 (1994).

            Es muy importante considerar que los medios de cultivo que  usan en la fertilización “in vitro” y que imitan la composición del líquido de las trompas tiene un pH entre 72 y 74 (ver “pHregulation in the human ocycle.” 964(1998)T. Rabe, T. Strowitzki, K Springer, Berlín, 2000, p. 413).

          La magnitud de estos cambios es tal que no puede concebirse que el embrión  humano femenino o masculino antes de su implantación pueda sobrevivir en condiciones tan adversas y prolongadas (por lo menos tres (3) días de duración) y es lamentable y forzoso concluir que el levonorgestrel (LNG) además de los cambios   que induce en el endometrio, lleva a la muerte del embrión antes que pueda ocurrir la implantación.”

 

2ºBIS) SEGUNDA SECUENCIA DE NORMAS EN QUE FUNDAN SUS DERECHOS.

) La  legislación común, la -jurisprudencia de los tribunales y la doctrina de los juristas,  siempre en forma genéral, reconocieron el derecho a la vida como de los derechos implícitamente reconocidos y enumerados entre los artículos  14 y 20 de los ciudadanos y habitantes  de la República, en virtud del art. 33 de la 1era. parte o de las DECLARACIONES, DERECHOS Y GARANTÍAS de la Carta Magna, antes de que se pretendiera sostener por algunos la legalización del aborto, mas, luego de una discusión, se llegase con las instituciones de la  democracia constitucional,a                         resolverse en el sentido del actual art. 75, inciso 22, al que ya hicimos referencia más arriba, el que al incorporar las convenciones internacionales “en las condiciones de su vigencia”, éstas tienen jerarquía constitucional, por el art. 75, inciso 22, las que establecen expresamente el derecho a la vida desde la concepción, debiendo entenderse como que “no derogan artículo alguno de la Primera Parte de esta Constitución y...complementarios de los derechos y garantías por ella reconocidos”.

           El art. 33 establece que las declaraciones, derechos y garantías que enumera la Constitución, no serán entendidos como negación de otros derechos y garantías no enumerados,...” La fuente de esta disposición es la norma novena de la Constitución de los Estados Unidos de América, que declara lo siguiente: ”La enumeración en la Constitución de ciertos derechos no será interpretada como denegatoria o abrogatoria  de otros (derechos)  retenidos por el pueblo”. Inspirado en este texto, la Comisión examinadora de la Constitución de 1853, designada por la Convención del Estado de Buenos Aires e integrada por Bartolomé Mitre, Dalmacio Vélez Sarsfield, Domingo Faustino Sarmiento, José Mármol y Antonio Cruz Obligado sostuvieron la inclusión del actual art. 33 de nuestra Constitución nacional, en los siguientes conceptos:En esta sección de la Constitución están comprendidos todos aquellos derechos, o más bien principios, que son anteriores  y superiores  a la Constitución misma que la ley tiene por objeto amparar y afirmar, y que ni los hombres constituídos en sociedad pueden renunciar; ni las leyes abrogar. Los derechos de los hombres que nacen de su propia naturaleza, enumerados de una manera precisa. No obstante esa deficiencia, ellos forman el derecho natural de los individuos y las sociedades...”

          Al expresarse en la Convención de 1860, Vélez Sarsfield afirmó que tales derechos “Son superiores a toda Constitución, superiores a toda ley y a todo cuerpo legislativo y tan extensos que no pueden estar escritos en la Constitución.”

           B) Y, ahora, luego de un debate que tuvo lugar en la sociedad, pero algunas almas errantes no registran tener presente para no poner manos a la obra y dar rienda  suelta a su molicie, quizás, por el art. 75, inciso 22, “en las condiciones de su vigencia” el Pacto de San José de Costa Rica, por su art. 4º, considera que se es “persona desde la concepción en general”, la Convención de los Derechos del Niño, en  su art. 1º,  que reconoce expresamente que es “niño todo ser humano desde el momento de la concepción”, por la reserva argentina, efectuada por el Congreso de la Nación y aceptada por el resto de la comunidad internacional por la ley 23.849, tal como fue incorporada  a la Constitución, y la Convención sobre la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio, en los arts. II y III las “Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo” o grupo nacional están sancionadas, así como luego del groseramente erróneo Dcto. 150/92,con su anexo, tuvo lugar un giro esencial, in re “Portal de Belén” de la                   

C.S.J.N., por el que el A.N.M.A.T. sancionó la Disposición Nº 822/2002-                  

A.N.M.A.T. por la que “Prohíbese la fabricación, distribución y comercialización del producto Imediat, cuya titularidad detenta la firma Gador S.A.,...” –B.O. 13/3/2002- (conforme “Un tovogán normativo, en “El Derecho”, 23/2/1995; Linares Quintana, Segundo V. “Tratado de la ciencia del Derecho Constitucional”, Editorial Plus Ultra, Buenos Aires; Rivera, Julio César, “Instituciones  de Derecho civil”, Parte General I, Abeledo Perrot, Bs. As.; Vedia, Bartolomé de, “La Academia Pontificia de la vida”, en “La Nación” 4/7/94; Soler, Sebastián, “Derecho Penal Argentino”, Tipográfica Editora Argentina, Bs. As.; Rabbi-baldi Cavanillas, Renato, “El Derecho natural en la Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Argentina”, Trabajo presentado en el Encuentro Internacional de Profesores de Filosofía del Derecho y Derechos Humanos, Universidad Austral, Facultad de Derecho, 23/25 de agosto de 1996; Fontán Balestra, “Tratado de Derecho Penal”; Molinario y Aguirre Obarrio, “Derecho Penal”; Velazco Suárez, Carlos, “No favorecer a Hitler” (Carta de Lectores) en “La Prensa” 24/8/94; G. Balcarce, Andrés, “La Constitución y la vida. El Debate paradójico”, en “La Prensa”, 21/6/1995; Zanotti, Gabriel, “El Humanismo del Futuro”,Ed. de Belgrano, Bs. As.).

                V .PETITORIO:

                    

                   Por lo expuesto, en virtud de su  deber de velar  por la vigencia de la Constitución nacional y de las leyes de la nación, solicitamos al Sr. Ministro de Salud, Dr. Ginés González García, y al Sr. Presidente, Dr. Néstor Kirchner, cuando el Ministro interpreta indebidamente su Discurso a la Asamblea Legislativa de este comiento de año 2007, de modo de no ser presunto autores, cómplices o encubridores de los presuntos delitos “ut supra” mencionados:

                   I) La revocación por acto nulo de nulidad absoluta e insanable e irregular, por contrario imperio  de la aparente instrucción (o resolución) que tomamos conocimiento por el diario “Clarín” del día domingo 4/3/2007 y de la resolución 232/2007 que obliga a “Artículo 1º- Incorpórese ...en el  Programa Médico Obligatorio (PMO), ...” a las Obras Sociales y Agentes del Seguro de Salud a suministrar gratuitamente la mal llamada “anticoncepción de emergencia” o de la denominada  “píldora del día después” y “Art. 2º       ...-LEVONORGESTREL, Comprimidos,  de 0,75 mg, envase por DOS (2) comprimidos.” y “...-LEVONORGESTREL,  Comprimidos, 1,5, envase por UN (1) comprimido.”,  que en realidad son  potencialmente abortivos químicos, teniendo en cuenta su manifiesta inconstitucionalidad y los “prima facie” delitos en los que puede incurrir si continúa adelante, arrogándose funciones inconstitucional e ilegalmente (art. 246, 248, 227 y 227, ter, primer párrafo del Còdigo Penal)e incurrirse en el tipo penal del art. 215 del Código Penal que tiene como pena reclusión perpetua para los “...que concedieren al Poder Ejecutivo Nacional...sumisiones o supremacías por las que la vida...queden a merced de algún gobierno ...(art. 29 de la Constitución Nacional), lo que sería incluso inamnistible (ver Bidart Campos, Germán, Tratado de Derecho Constitucional, Ed. Ediar, Bs. As., además de que se configuran delitos de lesa humanidad. 

                   

                    II) Se tenga por presentado, por domicilio real y constituído en la calle Humberto 1º  656, Ciudad de Buenos Aires, Capital Federal.

                     III) Proveer de conformidad, ES JUSTO.             

 

                    Dr. Oscar Botta,

                  DIRECTOR EJECUTIVO

                     DE ASOC. CIVIL                                               

                    “Pro familia”

 

 

     

 

 Gloria A. de Pedemonte   Horacio     Pedemonte               D.N.I. Nº 5.730.104       D.N.I. 16.193.553