Profesor, Doctor y Amigo Ricardo Rabinovich-Berkman:

Siento ganas de llorar.
Entregaron los cadaveres de los dos soldados JUDIOS secuestrados por el comando terrorista libanes hezbollah hace poco mas de 2 años.
Es bueno saber a que clase de enemigos inesrupulosos y sin corazon nos enfrentamos; aunque se te ponga la piel de gallina como se me acaba de poner a mi y te agarren unas ganas terribles de llorar, o no; cambiamos asesinos vivos, que seguro se pondran a la orden del dia en su trabajo natural de querer aniquilar al pueblo de israel, independientemente del lugar geografico donde habiten, por los cuerpos muertos de dos IEHUDIM, porque sabemos respetar la vida de nuestros hermanos asi como la muerte, ademas, (en/es) una demostracion mas al mundo del ejemplo y el valor por la vida de la persona asi como por la muerte, porque entendemos que hay un ahora y un despues espiritual, un alma mas alla de un cuerpo, y que todos (independientemente de la creencia y la religion) vamos a recibir lo que merecemos llegado el momento; caigo en cohesion, adrede, mencionando
'vida' y 'muerte' varias veces, pasa que estoy ORGULLOSO  de este pueblo ( no hace falta ser judio para estarlo, estoy seguro que hay muchos mas seres humanos que lo estan); es inevitable que el dorlor por nuestros muertos se acreciente al ver los festejos de grandes sectores libaneses y aliados por lo que entienden como una victoria cuando, para nosotros, sin festejar, al contrario, el intercambio, no ha sido una derrota; señoras y señores, hay un D'S y no podemos entender sus cuentas, pero sepamos que la justicia que realmente cuenta es eterna, existe y es divina; hoy derramamos una lagrima y rezamos en recuerdo de dos integrantes de nuestra familia que no estan mas fisicamente con nosotros.
no recuerdo las palabras exactas pero golda meir ( que en paz descanse) dijo: 'la guerra terminara el dia que ellos amen mas a sus hijos de lo que odian a los nuestros'.
hernan szejman leyo la noticia en el enlace que sigue a continuacion hace poco menos de una hora, y siendo las dos de la mañana le cuesta dormir pensando en lo ocurrido.
gracias por leer esta reflexion.

Hernán Szejman
Estudiante de Derecho (Bs. As., Argentina)
[email protected]