PRIMERAS JORNADAS ITALO LATINOAMERICANAS

DE DEFENSORES CÍVICOS

Y DEFENSORES DEL PUEBLO

 

Del Tribuno de la Plebe a los Defensores del Pueblo y Defensores Cívicos en las Ciudades

 

 

  En uno de los auditorios que el Senado de la Nación Argentina posee en el edificio que lleva el auspicioso nombre de Alfredo Palacios, el primer legislador socialista de América (1904), se reunió los días 11 y 12 de septiembre de 2008 este importante evento, organizado por el Instituto Latinoamericano del Ombudsman, la Associazione di Studi Sociali Latinoamericani (ASSLA) y la Unità di Ricerca “Giorgio La Pira” del Consiglio Nazionale delle Ricerche (Italia), y auspiciadas por el Istituto Italo-Latino Americano, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos y la Unión Latina.

 

    La conmemoración de los dos mil quinientos años del juramento de la plebe romana en el Monte Sacro, con motivo de la célebre huelga general motivada por los excesos de los poderosos acreedores usurarios, y de la que surgiría el establecimiento de la magistratura tribunicia, ha generado, al impulso incansable de un grupo de romanistas italianos, una serie de eventos en Europa y América. Varios de ellos ya se han cumplido, y otros están por realizarse en los meses próximos. Estas Jornadas se insertan en tal recordación, a partir de la idea de la continuidad institucional, o por lo menos la fuerte inspiración, entre la figura del antiguo tribuno de la plebe y la del actual defensor del pueblo (o "defensor cívico" en Italia). 

 

   Esto fue destacado desde la apertura, efectuada con solvencia por el Dr. Carlos Constenla, Defensor del Pueblo de Vicente López y Presidente del Instituto Latinoamericano del Ombudsman, quien hizo notar que también se cumplían los veinticinco años de esa entidad, y principalmente por los expositores siguientes, el Prof. Pierangelo Catalano, Secretario general de la ASSLA, catedrático de la prestigiosa Universidad "La Sapienza" y uno de los más eminentes romanistas que existen en la actualidad, y el Dr. Donato Giordano, Defensor Cívico de la Región Lombardía y Coordinador de los Defensores Cívicos de las Regiones y de las Provincias Autónomas de Italia. Hablaron luego el señor Embajador de Italia, Don Stefano Ronca, y el Dr. Eduardo René Mondino, Defensor del Pueblo de la Nación argentina.

De izquierda a derecha:
Prof. Pierangelo Catalano, Emb. Stefano Ronca, Dr. Eduardo Mondino,
Dr. Carlos Constenla y Dr. Donato Giordano


De izquierda a derecha: Prof. Giovanni Lobrano, Prof. Sebastiano Tafaro,
Dr. Manuel Páez Monge y Dr. Antonio Colomer Viadel

   Tuvo lugar acto seguido un brillante panel dedicado a la evocación del tribuno de la plebe. Lo abrió una figura señera, el Dr. Antonio Colomer Viadel, Director del Área de Derecho Constitucional  de la Universidad Politécnica de Valencia y eminente constitucionalista español, seguido por dos de los más distinguidos investigadores y maestros del derecho romano, extremadamente vinculados con el medio latinoamericano: los italianos Giovanni Lobrano (Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sassari) y Sebastiano Tafaro (Decano de la Facultad de Derecho de Taranto). Todo ello bajo la muy eficaz coordinación del Dr. Manuel María Paez Monge, Defensor del Pueblo de la República del Paraguay.

    Con brillo semejante se desarrolló el resto de las actividades, que involucraron excelentes exposiciones acerca de las funciones de los defensores del pueblo y sus equivalentes, a cargo de un grupo de destacadísimos especialistas, llegados desde Italia y desde varias partes de la Argentina, así como de México, Honduras, Colombia, Chile y Uruguay.

     Más allá de la indiscutible importancia de debatir y profundizar acerca de esta rica institución que, generada modernamente en Escandinavia, bajo la forma del "ombudsman", adquirió luego caracteres más enérgicos con la Constitución Española, y ya como "defensor del pueblo" se difundió en buena hora por Latinoamérica, este notable evento muestra, una vez más, el valor precioso que, para nuestra cultura de raíz latina, y para todas las otras que deseen abrevar en sus nutricias fuentes, tiene y tendrá siempre el Derecho Romano. RDR-B