El Instituto Latinoamericano del Ombudsman expresa su rechazo por la actitud de aquellos países latinoamericanos que han impuesto limitaciones de tránsito desde y hacia México como consecuencia de la grave epidemia de influenza que tiene por epicentro a ese país.

 

Estas medidas, a las que la organización Mundial de la Salud ( OMS) ha considerado innecesarias, ademas de inútiles, implican un gesto de discriminación y menosprecio, mas parecido a una sobreactuación demagógica, que a una precaución  sanitaria.

 

Llama la atención que algunos de estos países, que han suspendido los vuelos desde y hacia México, no tomen iguales medidas con otros estados que, como los Estados Unidos de Norteamerica y Canadá, registran un significativo número de casos mayores en este momento que los que había en Mexico cuando se tomó la medida.

 

Los riesgos que esta enfermedad implica, graves por cierto, pueden ser eficazmente controlados con medidas preventivas y con el aislamiento de las personas que estan efectivamente afectadas. Como dijo el Coordinador de las Naciones Unidas contra la “ Influenza Humana”, David Nabarro: “ Aquellos países que han cerrado sus fronteras a productos o personas provenientes de Mexico, están obligados a exponer sus razones en el mundo”.

 

Por último, el Instituto latinoamericano del Ombudsman se permite recordar,  que México, país como el que más hospitalario de los desdichados fugitivos del terrorismo de estado  y de todas las dictaduras de nuestro sufrido continente, es acreedor a la comprensión y al apoyo material y sobre todo moral de sus hermanos latinoamericanos.

 

En este contexto, sostenidos en la calificada opinión de la OMS, en cuanto a que cualquier restricción al tráfico de bienes y personas tendrá poco efecto para detener el virus y sobre todo por la ética de la solidaridad que sustenta la mejor tradición latinoamericana, es que nos permitimos, muy respetuosamente, solicitar a los gobiernos que así los dispusieron, se levanten todas las medidas restrictivas al ingreso de personas provenientes de México o que quieran viajar a ese país.

 

Buenos Aires 5 de mayo de 2006.

 

Carlos R. Constenla

Presidente

[email protected]