Un feliz reencuentro

entre los juristas argentinos y peruanos

(A propósito del Seminario Internacional “25 años del Código Civil Peruano”

desarrollado en Lima los  días 15, 16 y 17 de julio del 2009)

 

 

Carlos Agurto Gonzales*

Sonia Lidia Quequejana Mamani**

 

 

        La relación entre los juristas argentinos y peruanos no es nueva. En efecto, no es casualidad que el más importante de los civilistas peruanos del siglo XX, el maestro de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, José León Barandiarán, publicara su obra capital Comentarios al Código Civil peruano en Buenos Aires entre 1954 y 1956. En esta misma línea de amistad e intercambio cultural entre Argentina y Perú, el discípulo más querido de este viejo maestro sanmarquino, Carlos Fernández Sessarego, ha sido el impulsor más activo de esta bella comunidad de ideas, a quien también se le debe, en el plano de la difusión del pensamiento jurídico, que la riquísima doctrina italiana sea conocida en el Perú y en América Latina[1].

 

          El mismo Fernández Sessarego ha declarado en diversas sedes como el aporte de un jusfilósofo argentino como Carlos Cossio, quizás el más importante pensador que ha producido Argentina en el campo del Derecho, influenció en el planteamiento y creación de su teoría tridimensional del derecho[2]. En efecto, el autor de La teoría geológica del Derecho y el concepto jurídico de libertad, obra que llego a las manos del maestro sanmarquino en 1945 cuando empezaba a escribir su revolucionaria y renovadora tesis, parte de la revaloración de la vida humana como principio básico del Derecho, quien es su protagonista y destinatario, tan descuidada por las teorías formalistas y axiológicas, idea esta que impacto mucho en el joven estudiante limeño. No obstante, Fernández Sessarego no se afilio a la idea fuerza de Cossio, de reducir en el aspecto fenomenológico del Derecho, es decir en las conductas humanas, los componentes de la experiencia jurídica[3].

 

           Cossio fue un expositor connotado del Congreso Internacional de Derecho y filosofía que se desarrolló en Lima en ocasión del cuarto centenario de la fundación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en 1951. Y fue, precisamente, el profesor León Barandiarán quien presentó a Fernández Sessarego con el famoso jusfilósofo argentino[4]. A partir de ese momento, comenzó una amistad duradera entre ambos pensadores. Así, como ha recordado el profesor peruano[5], en 1963 Cossio publicó un elogioso comentario acerca del libro de su colega peruano La noción jurídica de persona, titulado “Un libro peruano de Derecho”, publicado en la revista La Ley el 4 de abril de 1963.

 

             En toda la obra civilista del prof. Fernández Sessarego los nombres de notables juristas y profesores argentinos tienen una gran presencia. Guillermo A. Borda, a quien ha dedicado un sentido homenaje en ocasión de su fallecimiento[6], Atilio Aníbal Alterini, Hugo Alsina, Alfredo Orgaz, Jorge Mosset Iturraspe, Sandro Santos Sifuentes, Eduardo Zannoni, Moisset de Espanes, Aída Kemelmajer de Carlucci, Matilde Zavala de González, Graciela Medina, Ricardo D. Rabinovich-Berkman, Osvaldo R. Burgos, Jorge Mario Galdós, etc., se encuentran muy presentes en el pensamiento del maestro de la Universidad de San Marcos.

 

             Esta influencia de la doctrina argentina en la experiencia jurídica peruana ha continuado en las obras de los discípulos de Fernández Sessarego. Así en las obras de Yuri Vega Mere, Juan Espinoza Espinoza, Enrique Varsi Rospigiosi, Olenka Woolcott Oyague, la presencia de la doctrina y del pensamiento jurídico argentino es evidente.

 

              Y en los grandes congresos internacionales de derecho civil organizados en Lima en las décadas de los años ochenta y noventas del siglo XX, impulsados por el prof. Fernández Sessarego, son notables las exposiciones y aportes de los juristas argentinos, recogidos en los volúmenes El Código Civil peruano y el sistema jurídico latinoamericano de 1986[7];  Tendencias actuales y perspectivas del Derecho Privado y el sistema jurídico latinoamericano de 1990[8]; Derecho Civil de 1992[9] y Código civil peruano: Diez años. Balances y perspectivas en 1995[10]. 

 

              Sin embargo, el influjo del pensamiento jurídico argentino no sólo se ha centrado en el formante doctrinal. En efecto, el codificador civilista de 1984 tuvo presente en la formulación del artículo 1º del Código Civil el valioso aporte de Código Civil argentino de 1869 elaborado por Dalmacio Vélez Sársfield, que otorga, bajo la llamada teoría personalista, la protección jurídica al concebido[11], línea de pensamiento que el ilustre jurista argentino, uno de los más  importantes pensadores del siglo XIX en América Latina, continuó el derrotero señalado por Augusto Teixeira de Freitas en su conocido Esboço de un Código Civil para o Brasil, que se aleja de la añeja, además de falsa, teoría de la ficción.

 

             Como se ha señalado[12], este aporte de Vélez Sársfield es uno de aquellos pilares sobre los cuales se deben edificar la futura construcción del sistema jurídico latinoamericano, que aunque siendo aún una promesa[13] de la vida de América Latina, es una necesidad en los tiempos actuales.

 

                                           * * * * *

 

            Esta hermandad entre ambas experiencias latinoamericanas, ha sido bellamente continuada con el reciente Seminario Internacional “25 años del Código Civil Peruano” desarrollado en la ciudad de Lima, los días 15, 16 y 17 de julio del 2009, organizado por la Corte Superior de Justicia de Lima Norte, bajo la guía del dilecto amigo, Dr. Carlos Alberto Calderón Puertas.

 

           El primero de los expositores de este magno certamen académico, el prof. Carlos Augusto Ramos Núñez, el más importante historiador del Derecho en el Perú, elaboró un magistral y animoso estudio histórico-comparativo entre el Código Civil peruano de 1984, su antecesor de 1936 y el de 1852. Un aspecto que nos parece relevante de la exposición del prof. Ramos Núñez es presentar el proceso de codificación civil de 1984 como, salvo la elaboración del libro primero sobre derecho de las personas, título preliminar y acto jurídico, una obra “frakensteineana”[14], donde cada libro que compone el Código Civil peruano fue formulado sin unidad con los otros, producto de la obra de uno o dos juristas, sin armonía, un rompecabezas.

 

           Ricardo D. Rabinovich-Berkman, docente en la Universidad Nacional de Buenos Aires, realizó una muy interesante exposición sobre la urgencia de una protección adecuada de los embriones, especialmente en cuanto a la reproducción en Vitro. Si bien siendo estos productos de la vida humana, parte de la humanidad, de su existencia[15], son considerados entes de segundo grado por las grandes empresas farmacéuticas y grupos de poder relacionados con estas prácticas.

 

D:\Saphna\2009\Evento 032.jpg

 

(Exposición de Ricardo Rabinovich-Berkman, en la mesa de Honor de izquierda a derecha, se puede apreciar a los profesores Carlos Fernández Sessarego, Carlos Calderón Puertas, Carlos Ramos Nuñez y dos magistrados de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte )

 

 

           La exposición magistral del maestro Carlos Fernández Sessarego, quien es considerado el “padre” del homenajeado Código Civil peruano, verso en torno al proceso de elaboración del mencionado cuerpo legislativo, tratando el tema con toda autoridad, pues, como es muy conocido, fue él, precisamente, quién creó y presidió la Comisión Reformadora del Código Civil Peruano, en marzo de 1965, que originó este cuerpo normativo, además de ser el ponente del libro primero, dedicado al derecho de las personas, del mencionado código. No obstante, el prof. Fernández Sessarego, sin perder de vista la perspectiva crítica, trato también el más reciente proyecto de reforma del Código Civil peruano, elaborado en el año 2006, que no ha escapado, con argumentos sólidos, de su análisis, revisión y crítica[16].

 

D:\Saphna\2009\Evento 042.jpg

 

(Exposición del maestro Carlos Fernández Sessarego)

 

 

           La jurista argentina, radicada en Lima, Paula Siverino Bavio, profesora de derecho civil y bioética en la Pontificia Universidad Católica del Perú, desarrolló magistralmente el tema de la bioética moderna y su impacto en el mundo jurídico contemporáneo, refiriéndose también a la autonomía del paciente en la responsabilidad de los profesionales de medicina, como expresión de la relación estrechísima entre bioética y derechos humanos[17].  

 

           El dilecto amigo, Osvaldo R. Burgos, jusfilósofo notable y civilista argentino,  expuso, desde una perspectiva filosófica y de la teoría general, el tema del daño a la persona y la clasificación de esta institución, desde su particular punto de vista. Para Burgos, el daño a la persona puede dividirse, según sus consecuencias, en patrimonial y no patrimonial[18]. Entre el primer grupo, podemos encontrar el daño biológico (como incapacidad psicofísica) y engloba, en su determinación, los nuevos daños: daño sexual, daño de filiación, daño psíquico. Mientras que el daño al proyecto de vida (daño a la libertad) como el daño existencial[19] (daño a la libertad), conformarían el daño a la persona sin consecuencias patrimoniales.  

 

D:\Saphna\2009\Evento 056.jpg

 

(Exposición de Osvaldo R. Burgos)

 

 

           El tema de la responsabilidad civil de los adolescentes fue tratado por Carlos Gabriel del Mazo, profesor de Elementos de Derecho en la Universidad Nacional de Buenos Aires y de Derecho Constitucional y Teoría del Estado en la Universidad de Belgrano. El jurista argentino resaltó en su exposición que los niños y adolescentes tienen los derechos fundamentales de los que resultan titulares los adultos, más un “plus” de derechos específicos justificados por su condición de persona en desarrollo[20].

 

             El profesor Aníbal Torres Vásquez, catedrático de derecho civil de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, trató el tema de la contratación en masa y las nuevas formas de contratación, tras los 25 años de vigencia del Código Civil peruano.

 

             El doctor Carlos Alberto Calderón Puertas, presidente de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte y docente Universitario, en su ponencia sobre las familias ensambladas[21] y las nuevas formas familiares, a través de uso de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional peruano, señaló que la jurisprudencia ha  asumido nuevas posturas que superan en gran medida el concepto tradicional que se tenía sobre la familia y las consecuencias jurídicas que ésta acarrea.

 

             Mario Castillo Freyre, uno de los civilistas de mayor producción jurídica en el Perú y profesor de contratos y obligaciones en la Pontificia Universidad Católica del Perú, expuso el tema de la prudencia en la formulación del código que había tenido en cuenta el legislador civilista de 1984. Asimismo, como ha declarado en otras sedes, el prof. Castillo Freyre no considera necesario y urgente de atender el tan recurrente discurso de la reforma del Código Civil peruano de 1984, pues “el problema no radica en la virtuosidad de un Código Civil, sino en la calidad de su interpretación y su aplicación por la doctrina y la jurisprudencia”[22].

 

            Así ha concluido este Seminario Internacional y este opúsculo, con la esperanza que siempre ambas repúblicas latinoamericanas, Argentina y Perú, sigan unidas en la búsqueda de una mejor vida comunitaria y, por ende, un mejor Derecho.

 

D:\Saphna\2009\Evento 052.jpg

 

(Foto grupal, de izquierda a derecha: Carlos Gabriel del Mazo, Osvaldo R. Burgos, Ricardo D. Rabinovich-Berkman, Carlos Fernández Sessarego, Carlos Calderón Puertas, Carlos Ramos Nuñez y dos magistrados de la Corte Superior de Justicia de Lima Norte)

 

 

 

 



*  Bachiller en Derecho por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Miembro – Fundador del Taller de Debate y Discusión “RENACERE” de la UNMSM.

** Bachiller en Derecho por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Miembro del Taller de Debate y Discusión “RENACERE” de la UNMSM.

[1] Recientemente, el famoso jurista italiano Guido Alpa ha declarado, respecto a este importante aporte del Prof. Fernández Sessarego como difusor de la cultural jurídica italiana, que “el modelo jurídico italiano ha conservado y continua conservando actualmente una posición dominante en algunos países de América Latina… en el Perú ha incidido en la codificación de 1983-1984, gracias también a la importación de los aportes de la cultura jurídica italiana por parte del prof. Fernández Sessarego, de origen genovés y estudioso de los derechos de la persona y del daño físico”. Alpa, Guido, Prospettive del diritto contrattuale europeo, en: http://www.consiglionazionaleforense.it, pp.1. (del documento en Pdf).

[2] La cual fue plasmada en su Bosquejo para una determinación ontológica del derecho, que fue su tesis juvenil para optar el grado de Bachiller en Derecho por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en 1950, publicada después de 37 años de ser expuesta en los claustros sanmarquinos. Ésta ha sido publicada bajo el titulo El derecho como libertad, la cual cuenta con tres edición, la última del 2006, que es la más completa, pues recoge los capítulos primero y segundo, además del prólogo del autor, que no estaban presentes en las anteriores ediciones.

[3] Fernández Sessarego, Carlos, Los ochenta años de Carlos Cossio, en: Mis maestros, mis amigos, Lima, Grijley, 2007, pp. 175 y ss.

[4] Según lo relata en León Barandiarán, José, Presentación del libro derecho de las personas. Exposición de motivos y comentarios al libro primero del código civil peruano de Carlos Fernández Sessarego, en: Persona, Derecho y libertad. Nuevas perspectivas. Escritos en Homenaje al Profesor Carlos Fernández Sessarego, Lima, Motivensa editora jurídica, 2009, pp.15.

[5] Fernández Sessarego, Carlos, Sujeto de derecho y persona natural (con especial énfasis a los Códigos civiles argentino y peruano), en: Nuevas tendencias en el derecho de las personas, Lima, Universidad de Lima, 1990, pp. 24.

[6] Fernández Sessarego, Carlos, El maestro Guillermo A. Borda, en: Revista Jurídica del Perú, Trujillo, Normas Legales, 2002, año LII, nº37. Y en: Mis maestros, mis amigos, Lima, Grijley, 2007, pp. 459 y ss.

[7] AAVV., El código civil peruano y el sistema jurídico latinoamericano, Lima, Cultural Cuzco S.A. editores, 1986.

[8] AAVV., Tendencias actuales y perspectivas del Derecho Privado y el sistema jurídico latinoamericano, Lima, Cultural Cuzco S.A. editores, 1990.

[9] AAVV., Derecho Civil. Ponencias presentadas en el Congreso Internacional celebrado en Lima del 16 al 18 de noviembre de 1989, organizado por la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Lima, Lima, Universidad de Lima, 1992.  

[10] AAVV., Código Civil peruano: diez años. Balance y perspectivas, Lima, Universidad de Lima, tomo I y II, 1995.

[11] Fernández Sessarego, Carlos, Persona por nacer en el código de Vélez Sársfield y en el código civil peruano de 1984, en: Homenaje a Dalmacio Vélez Sársfield, Córdova, editorial El copista, 2000, pp. 343 y ss.

[12] Fernández Sessarego, Carlos, Comparación jurídica y unidad del sistema jurídico latinoamericano, en: Diritto romano, codificazioni e unità del sistema latino-americano, Studi Sassaressi, V, Università di Sassari, Milán, Giuffrè editore, 1981, pp. 16. Asimismo, Agurto Gonzales, Carlos, ¿Es posible un derecho civil “auténtico” para América Latina?...(Algunas breves reflexiones en torno a una “utopía” que puede dejar de serla), en: Persona, Derecho y Libertad. Nuevas perspectivas. Escritos en Homenaje al Profesor Carlos Fernández Sessarego, Lima, Motivensa editora jurídica, 2009, pp. 933 y ss.

[13] Para una bellísima reconstrucción de la promesa en la vida peruana, es imprescindible leer a Basadre Grohmann, Jorge, La promesa de la vida peruana, en: Meditaciones sobre el destino histórico del Perú, Lima, ediciones Copé, 2007, pp. 69 y ss. Asimismo, para una completa visión del famoso historiador tacneño como jurista, véase, obligatoriamente, a Ramos Núñez, Carlos Augusto, Jorge Basadre: Historiador del derecho y comparatista, Lima, segunda edición, Grijley, 2009.  

[14] La expresión es del prof. León Hilario, Leysser, La importancia del derecho comparado en la reforma del Código Civil y en la formación de una verdadera escuela de ciclistas peruanos. A propósito de la modernización del derecho de obligaciones en Alemania (Schuldrechtsmodernisierung), en: El sentido de la codificación civil. Estudios sobre la circulación de los modelos jurídicos y su influencia en el Código Civil peruano, Lima, Palestra editores, 2004, pp. 149.

[15] Rabinovich-Berkman, Ricardo D., La teoría de los “derecho existenciales” (posible sustento de las prerrogativas básicas del ser humano), en: Persona, Derecho y Libertad. Nuevas perspectivas. Escritos en Homenaje al Profesor Carlos Fernández Sessarego, Lima, Motivensa editora jurídica, 2009, pp. 269 y ss.

[16] Fernández Sessarego, Carlos, Comentarios a la propuesta de enmiendas al libro de Derecho de las  Personas presentada por la Comisión de Reforma del Código Civil, en: Ius et Veritas, revista editada por los estudiantes de la Facultad de Derecho de la PUCP, Lima, año XVI, nº32, 2006, pp. 15 y ss.

[17]Siverino Bavio, Paula, La influencia del modelo de autonomía en la responsabilidad de los profesionales de la medicina, en: Libro de Ponencias del IVº Congreso Nacional de Derecho Civil, Lima, Palestra editores - Biblioteca del Estudio Mario Castillo Freyre, 2009, pp. 171 y ss.

[18] Burgos, Osvaldo R., ¿Por qué seguimos hablando de daño moral?, en: Jurisprudencia Casatoria, Lima, Motivensa editora jurídica, 2009, tomo III, pp. 62 y ss.

[19] Para una completa y rica comparación entre el danno esistenziale de la doctrina italiana y el “daño al proyecto de vida” de la doctrina peruana, véase, obligatoriamente, a Bilotta, Francesco, Daño al bienestar, daño al proyecto de vida e danno esistenziale, en: Responsabilità civile e previdenza, Milán, año 4, Giuffrè editore, 2007, pp. 987 y ss. Asimismo, a Ziviz, Patrizia; Bilotta, Francesco, Danno esistenziale: forma e sostanza, en: Responsabilità civile e previdenza, Milán, fascículo 6, año LXIX, Giuffrè editore, 2004, pp. 1311 y ss. Cendon, Paolo, Non di sola salute vive l’uomo, en: Rivista critica del diritto privato, Nápoles, nº4, Jovene editore, 1998.

[20] Del Mazo, Carlos Gabriel, Los adolescentes y las adicciones: una responsabilidad compartida, en: Persona, Derecho y Libertad. Nuevas perspectivas. Escritos en Homenaje al Profesor Carlos Fernández Sessarego, Lima, Motivensa editora jurídica, 2009, pp. y ss.

[21] Sobre el tema, véase a Vega Mere, Yuri, La ampliación del concepto de familia por obra del Tribunal Constitucional. A propósito de la incorporación de la familia ensamblada y de la concesión de mayores derechos a la familia de hecho, en: Jurisprudencia Casatoria. Derecho Civil y Derecho Procesal Civil (Publicadas el año 2008), Lima, Motivensa editora jurídica, 2009, Tomo III, pp. 33 y ss.

[22] Castillo Freyre, Mario, Por qué no se debe reformar el Código Civil, con la colaboración de Verónica Rosas Berastain, Lima, Palestra editores - Estudio Mario Castillo Freyre - Universidad de Navarra, 2007, pp. 19.