SEMINARIO “DECISIONES MÉDICAS

EN MENORES DE EDAD”

EN LA ACADEMIA NACIONAL DE MEDICINA   

 

 

            El 11 de junio de 2010, en el imponente Salón  Biblioteca de la Academia Nacional de Medicina argentina, tuvo lugar el seminario “Decisiones médicas en menores de edad”, organizado por el Consejo Académico de Ética en Medicina en conjunto con la Sociedad Argentina de Pediatría.

 

            Con estas palabras recibían las dos prestigiosas entidades anfitrionas a los asistentes, que literalmente colmaron el enorme ambiente (en su mayoría, médicos, enfermeros y estudiantes de carreras vinculadas con la salud):

 

Se analizará en este Seminario la complejidad ética presente en la atención de menores, desde múltiples perspectivas que serán abordadas por los prestigiosos expositores convocados. Se efectuará una reflexión filosófica de los principios implicados, esencial para una  primera aproximación al tema, donde el principio de autonomía se torna relevante y problemático.

 

La práctica pediátrica cotidiana es el terreno en el cual se presentan los dilemas morales en esta población vulnerable, que requieren de la bioética para su identificación y resolución. Bioética, salud y enfermedad mental son palabras que designan valores morales  que  deben ser examinados en el niño cuyos padecimientos mentales deben ser  evitados o tratados. Bioética y derecho tienen una vinculación creciente. La bioética jurídica tiene un rol protagónico cuando los derechos del niño se ven amenazados por fuertes desigualdades que requieren de la responsabilidad social del jurista para la interpretación y aplicación de la ley.  El alcance del consentimiento informado del niño y su representante requiere del mencionado enfoque.

 

Serán analizados casos clínicos que, fuera de toda abstracción  y en el ámbito de la curaduría pública, nos enfrentan a difíciles situaciones dilemáticas que involucran  insoslayables aspectos sociales.

 

La Conferencia general de la UNESCO de 2005 adoptó la  “Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos” que trata sobre “las cuestiones éticas relacionadas con la medicina, las ciencias de la vida y las tecnologías conexas aplicadas a los seres humanos, teniendo en cuenta sus dimensiones sociales,  jurídicas y ambientales”. En sintonía con esta perspectiva, en este Seminario se realizará un examen desde las diferentes disciplinas.

 

Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por el académico de número Dr. Manuel Luis Martí, quien recientemente ha terminado su fecundísima gestión como Presidente del Consejo, y la Dra. Margarita Ramonet, en representación de la Sociedad Argentina de Pediatría. A continuación, la Dra. Dra. Diana Cohen Agrest trató el tema “Autonomía. Reflexiones filosóficas”, seguida por la exposición de la Dra. Teresa Pereira Silva, intitulada “Bioética en la práctica pediátrica”. El bloque de actividades fue completado con las conferencias de la Dra. Dra. Alicia Losoviz (“Niñez, Salud mental y Bioética”) y del Dr. Ricardo Rabinovich-Berkman (“¿Hacia nuevos paradigmas?”).

 

La temática jurídica se prolongó en el segundo grupo de disertaciones, abierto con las palabras del Dr. Alejandro Molina (“El consentimiento informado del niño”) y cerrado con las de la Lic. Liliana Bottinelli (“Tutorías y curadurías públicas. Discusión de casos”). Hubo luego un debate entre los expositores y el público, y las conclusiones fueron vertidas por el Coordinador del evento, Dr. Daniel Chaves.

 

La importancia de la cuestión abordada (desde una óptica multidisciplinaria, como corresponde) y la calidad de las conferencias que se escucharon, reafirma una vez más el papel señero que el Consejo Académico está desempeñando en la incentivación del pensamiento argentino en materia de ética biomédica. Seguramente habrá de aparecer en breve, como es de estilo de esta noble institución, el Boletín conteniendo la versión completa de las exposiciones y debates.

 

La temática de las decisiones vitales de niños y adolescentes es de una especial importancia para esta revista, ya que fue creada en homenaje, justamente, a un muchacho de 15 años que murió de cáncer, tras una larga y penosa convalecencia. Su padre, el director de PERSONA, fue uno de los expositores en este encuentro, y ha hecho del respeto a la voluntad de estos pacientes una de sus causas de combate.

 

No podemos, pues, menos que celebrar desde estas páginas la exitosa realización de este seminario, felicitar a las dos entidades que lo concretaron, y augurar que nuevas y múltiples reuniones sobre estos temas tengan lugar, dentro y fuera de la Argentina.